• +86 773 2303067


Mausoleo Qianling

    Mausoleo Qianling

    Mausoleo Qianling, se encuentra a 80 km al noroeste de Xi'an y suele visitarse inmediatamente después de la de Mao Ling.Esta tumba, en la falda de una montaña llamada Liang Shan, es donde el emperador Gao Zong y la emperatriz Wu Zetian fueron enterrados en el siglo VII. La ascensión de Wu al poder, en una sociedad donde las mujeres eran consideradas poco más que esclavas, es un hecho extraordinario. En un principio, Wu era la concubina del padre de Gao Zong, pero a la muerte de éste, supo ganarse el afecto del hijo y casarse con él. Cuentan las crónicas que Gao Zong cayó enfermo y, con gran habilidad, Wu se hizo con las riendas del poder. Cuando el emperador murió, ella ya se había posicionado adecuadamente, y no le costó mucho ocupar su puesto. Reinó hasta el año 705 d.C., y los últimos años de su mandato estuvieron marcados por la intriga y el derramamiento de sangre, aunque es posible que la historia haya desfigurado su imagen, ya que una mujer con tanto poder (su título era el de «emperador», ya que no existía un equivalente femenino en su lengua) ofendía todas las normas de la anquilosada sociedad china. Se sabe que las generaciones inmediatamente posteriores le tenían animadversión, y prueba de ello es el historiador que la trata de prostituta porque tenía amantes (cuando los emperadores solían tener cientos de concubinas), o el hecho de que decapitaran sus estatuas funerarias.

    La avenida imperial está flanqueada de estatuas de piedra de hombres y caballos. Entre el cortejo fúnebre se cuentan príncipes y enviados de estados vecinos, algunos con sus nombres en la espalda. La estela que hay a la derecha elogia a Gao Zong; enfrente se halla la Estela Sin Palabras, erigida por la emperatriz para dar fe de un poder supremo que las palabras no podían expresar: el suyo.

    En la parte sureste de este recinto se hallan diecisiete tumbas menores; entre las cinco que han sido descubiertas después de 1960 se encuentra la tumba del segundo hijo de Gao Zong, el príncipe Zhang Huai, al que su madre obligó a suicidarse. Se trata de una sala decorada con frescos de escenas militares y procesionales. Una de esas pinturas muestra una recepción a visitantes extranjeros en la que se distingue a un personaje occidental. También hay escenas en las que se juega al polo. Fuera de la tumba se ha instalado un museo en el que se exhibe cerámica de la dinastía Tang.

    La tumba de la princesa Yong Tai es, sin duda, la mejor; era la nieta del emperador, y murió a la edad de 17 años. En las paredes se distinguen unas hornacinas que contenían las ofrendas del funeral, y el techo aún conserva restos de pinturas. Los muros de los pasadizos que conducen a la tumba están cubiertos con murales en los que se distinguen animales y guardas de honor. Las mujeres de la corte siguen elegantes y encantadoras después de 1.300 años, con sus peinados y vestidos Tang. Al final se halla la gran tumba de piedra negra, con algunos relieves con formas humanas y animales. Los 1.300 objetos de oro, plata y cerámica que se encontraron al abrir la sepultura se hallan ahora en el museo de Xi'an. En la entrada de la tumba se halla una piedra donde se ha grabado la breve biografía de la princesa, y según reza en ella, la princesa murió al nacer, pero otras fuentes sostienen que fue asesinada por su abuela, la emperatriz Wu. El mausoleo de la madre de Wu Zetian es pequeño, pero vale la pena echarle una ojeada a las dos figuras de granito que guardan la entrada, un león de 3 metros de altura y un unicornio incluso más grande.

     

    Top