• +86 773 2303067


Té Kung Fu

    te kung fu, forma de adquirir y hacer el téEl término "té kung fu" no es el nombre de un tipo de té, sino que realmente se refiere a las ceremonias relacionadas con adquirir y hacer el té, sorberlo y saborearlo. Para el pueblo chino, el té se bebe no solamente para satisfacer la sed; también lo beben para saborearlo y deleitarse con el agradable gusto del té. Esto ha dado como resultado la aparición del "fósil viviente de la ceremonia del té" (té kung fu) que pone más énfasis en saborear y disfrutar su gusto que en beberlo sin más.

    El té kung fu es muy popular entre la gente que vive en las regiones de Chaozhou y Shantou de Guangdong, así como en Zhangzhou y Quanzhou de Fujian. Generalmente, el té kung fu se hace con hojas de té oblongo. El rico sabor de las hojas del té oblongo encaja muy bien con lo que implica el término kung fu. La hoja del té oblongo es tierna y verde en el centro y marrón oscuro en los bordes, lo que resulta maravilloso. La técnica de procesar parcialmente fermentando el té oblongo, que se encuentra entre la técnica del té negro y la del té verde, produce en el té oblongo el fuerte, dulce sabor del té negro y el agradable perfume del té verde. El color del té oblongo hecho de esta manera parece claro, brillante y amarillo, como si estuviera pintado con el rojo y verde de una paleta. Moderado, el té oblongo no es ni frío ni cálido.

    las tazas de té y sus platosEl juego de té para hacer el té kung fu puede ser simple o complejo. Un juego completo de té puede incluir más de una docena de piezas, tales como el bote de lata que se usa para guardar el té, la olla de porcelana que se utiliza para hervir el agua, la olla para servir el té, las tazas de té y sus platos así como artículos para enjuagar, la bandeja, servilletas, etc. La olla de porcelana que se utiliza para hervir agua está hecha de tierra roja y la tapa de la olla danzará constantemente cuando el agua esté hirviendo. Las ollas para servir el té, hechas de porcelana roja de Yixing, son consideradas las mejores. Las teteras y las tazas de té deben ser pequeñas y no profundas para acumular y mantener el sabor y fragancia del té. El agua de las montañas es considerada como la mejor para hacer el té; el agua de río, de mediana calidad; y el agua de pozos, inferior. El mejor fuego para hervir el agua es el de carbón activo con llamas.

    El mejor número de personas para beber té kung fu juntos es de tres o cuatro. Una persona solamente bebiendo se sentirá sola y demasiadas bebiendo juntas resultarán en una cacofonía. La costumbre normal es que el anfitrión prepare el té. La olla de hervir agua se coloca sobre una pequeña hornilla de porcelana roja. El agua se hierve, utilizando un abanico de plumas para abanicar la hornilla y una barra de acero para remover el carbón. Cuando el agua comienza a hervir, se echa en la olla de servir y en las tazas de té para calentarlas. Las hojas de té están dispuestas sobre un pedazo de papel y las hojas gruesas están separadas de las finas. Las hojas gruesas de té se colocan en el fondo y alrededor de la boca de la tetera, las hojuelas de té en la parte media y las otras sobre la superficie del té. Este proceso se conoce como "recibir el té". La tetera no debe estar excesivamente llena. Cuando el agua en la olla hierve de nuevo, se echa en la tetera alrededor de la boca desde un punto alto. Cuando las hojuelas de té suben a la superficie del agua, son removidas con la tapa. Las tapas se colocan nuevamente en la tetera y entonces el agua caliente se echa sobre la tetera para hacer que el perfume se acumule en la tetera. Una vez hecho esto, las tazas de té se calientan y el té se vierte desde la tetera, que debe estar sostenida en un punto bajo. El té nunca debe servirse de una vez en las tazas, una tras otra. La tetera debe moverse de uno a otro lado sobre las tazas y el té servido de forma pareja entre todas las tazas. Haciendo esto, el color, el perfume y el sabor del té serán exactamente iguales en las diferentes tazas.
    Cuando se disfruta de té kung fu, primero debe olerse su fragancia y luego apreciar su color. Después de beberlo, el leve perfume dulce del té puede olerse todavía en el fondo de la taza. Los apasionados amantes del té huelen el fondo de la taza hasta tres veces después de haberlo bebido. El té kung fu es fuerte y contiene una base duradera. La primera taza sabe amarga, pero después de varias rondas de beber conversando, los bebedores quedan envueltos en un estado de ánimo tranquilo, amigable, pausado. Eso es llamado "kung fu". Beber té kung fu es un completo reflejo del espíritu del especial arte del té para el pueblo chino, representado por el concepto de apoyar la naturaleza, y ser libre y desinhibido. También muestra la particular bondad humana del pueblo chino: de buen corazón, honesto, reservado y de pensamiento profundo.

    En las regiones de Chaozhou y Shaotou, cada casa tiene un juego de té kung fu, y la gente de estos lugares necesita beber varias tazas de té todos los días. Ellos agasajan a sus huéspedes y amigos con té. También beben té kung fu para acompañar los platos de comida al estilo local. La gente de Chaozhou llama al té "té arroz". Ellos necesitan beber té después de levantarse por la mañana. Ellos no podrían pasar sin té ni un solo día. Obviamente, están ligados a su té y lo ven como una parte integral de sus vidas. Las personas de Chaozhou nunca dejan el té kung fu, ni siquiera cuando viajan a países extranjeros o se alejan de sus pueblos. Por lo tanto, donde haya gente de Chaozhou, hay reliquias vivientes del arte del té chino. Aquellos que sorben y disfrutan el té kung fu definitivamente sentirán los fieles corazones de los amantes del té.

    Top