• +86 773 2303067


Cruzando el puente: tallarines de harina de arroz al estilo de Yunnan

    los tallarines de harina de arroz al estilo de YunnanYunnan, que literalmente significa "al sur de las coloridas nubes", está todo el año como si fuera primavera; las flores se dan en todas las estaciones. Entre los esbozos de las costumbres locales y escenarios de Yunnan titulado "Dieciocho Maravillas de Yunnan", la maravilla 17 es: "Al Cruzar el Puente: los tallarines de harina de arroz al estilo de Yunnan son queridos por todos". Este refrán no es de ningún modo una exageración. Una vez que usted haya tomado un plato de tallarines de harina de arroz, usted sabrá al instante lo delicioso que es.

    Como la mayoría de las meriendas de China, los tallarines de harina de arroz al estilo de Yunnan están asociados a un cuento sentimental. La leyenda popular cuenta que en los suburbios del pueblo de Mengzi, en Yunnan, había un lago llamado Nanhu. En el centro del lago de Nanhu había una pequeña isla donde crecían espesos bosques y altos bambúes. La pequeña isla era un agradable lugar para leer y estudiar. Durante la dinastía Qing, un xiucai (una persona que había pasado el examen imperial del condado durante las dinastías Ming y Qing), cuyo apellido era Yang, leía y estudiaba poemas de los clásicos antiguos todos los días en esta isla. Su esposa le llevaba su comida favorita, tallarines de harina de arroz, a través de un puente de piedra que llevaba a la isla. Como era un largo camino, los tallarines frecuentemente estaban fríos cuando llegaban. Un día, la esposa de Yang cocinó una olla de sopa de pollo para él y, para su sorpresa, encontró que la sopa de pollo estaba todavía caliente al llevársela. Después de examinarlo más detenidamente, ella se dio cuenta de que fideo de arroz "cruzando el puente"una película de aceite sobre la sopa la había mantenido tibia. Entusiasmada por este descubrimiento, la esposa hizo este tipo de sopa de pollo frecuentemente. Ella llevaba consigo los tallarines de harina de arroz cocidos, rebanaba el cerdo y los vegetales, y al llegar al puente de piedra, ella ponía todo aquello en la sopa de pollo para calentarlo. Cuando este cazo de tallarines le llegaba a Yang, estaba listo para ser servido. Yang logró finalmente pasar los exámenes imperiales al más alto nivel y se convirtió en funcionario. Sin embargo, lo que ha resultado ser más meritorio que sus honores escolares y su rango oficial es el cazo de tallarines con harina de arroz.

    En la actualidad, se le presta mayor atención a la sopa, a los comunes ingredientes crudos y a la forma de comer los tallarines. La sopa puede hacerse tanto de pollo como de pato o huesos de cerdo. Es clara y tiene un placentero sabor fuerte, pero eso no eclipsa los sabores originales de los otros alimentos contenidos en el cazo de los tallarines de harina de arroz. La carne para los tallarines de harina de arroz lleva pechuga de pollo, pescado cabeza-de-serpiente, calamar, lomo de cerdo, hígado de cerdo, riñón de cerdo, jamón, etc., todo lo cual se rebana en lonchas tan finas como las alas de una cigarra. Los vegetales para los tallarines de harina de arroz incluyen espinacas, brotes de guisante, cebollino amarillo chino, leche de soja y brotes de bambú deshidratados, todo lo cual debe estar fresco y tierno. La pimienta molida y el aceite de pollo hervido se pone en un cuenco hondo, entonces la sopa hirviendo se vierte en él, una película de aceite se formará en la superficie y envolverá la sopa. La sopa parece tranquila, pero por dentro es como un fuego abrasador. La carne, los vegetales y los tallarines de harina de arroz se colocan dentro de la sopa para que se calienten antes de que la sopa sea servida. Aquellos quienes son quisquillosos acerca de comer este plato también siguen "cruzando el puente" cuando añaden los tallarines de harina de arroz: ellos acercan el cazo de los tallarines al de la sopa, hacen un puente de tallarines entre los dos cazos, y entonces van pasando los tallarines al cazo de la sopa sin interrupción. Comparado con el proceso de "cruza el puente", la práctica de poner simplemente todos los tallarines de una sola vez en la sopa no merece el encanto de la expresión "cruzando el puente".

    Top