• +86 773 2303067


Una aldea del pueblo tuva junto al lago Kanas

    La aldea tuva está situada en el área del lago Kanas en el corazón de los montes Altái del condado de Burqin, en Xinjiang. El estrecho cañón entre dos picos es justo lo suficientemente extenso como para acomodar unos 80 hogares. Durante muchas generaciones, el pueblo de la etnia tuva ha basado su economía en la cría de ganado ovino y bovino así como en la caza. Al vivir en lo recóndito de un denso bosque tienen muy poco contacto con el mundo exterior y se han aferrado a su estilo de vida tradicional. Desde que el pintoresco lugar junto al lago Kanas al noroeste de la aldea fuera abierto a los turistas, los visitantes han ido conociendo poco a poco acerca de esta tranquila y graciosa aldea.

    Los tuva son un pueblo de pastores que pertenecen a una de las minorías étnicas más antiguas de China meridional. La población total de la aldea Kanasi y del cercano valle Hemu apenas supera los 2.900 habitantes. El idioma tuva, perteneciente al grupo de las lenguas turcomanas, es uno de los más raros entre los idiomas utilizados actualmente en China; aunque el mongol es más comúnmente utilizado para la enseñanza en las escuelas de los niños de la etnia tuva. Los tuva son adeptos al budismo tibetano, y en su mayoría aún poseen creencias chamánicas. Ellos celebran la festividad tradicional mongola de Aobao así como el festival local del Zoulu (Inicio del Invierno) y el Año Nuevo de los han de China, así como el Festival de las Lámparas.

    La lengua tuva no posee escritura y por tanto no cuentan con historia escrita, mientras que la tradición oral local habla poco acerca de su historia. Una opinión bastante consensuada entre los tuva sostiene que son descendientes de las tropas de Gengis Kan que quedaron rezagados durante su marcha hacia el oeste. Al observar a los tuva de nuestros días, se aprecia su parecido con los mongoles, lo mismo que su forma de vestir, sus utensilios y sus hábitos diarios. En términos de creencias religiosas, tanto los tuva como los mongoles son lamaístas y ambos han retenido algunas costumbres del chamanismo. La gran mayoría del pueblo tuva cree que ellos están relacionados con Gengis Kan y en todas las casas tuva se expone su imagen.

    Las residencias de los tuva son poco comunes. Están fabricadas completamente de madera y pintadas de un mismo color. Además, como las pequeñas cabañas de madera están perfectamente alineadas, la aldea posee una apariencia de orden perfecto. Más aún, las casas están rodeadas de cercas de cujes lo que la asemeja a una aldea de Europa meridional. Detrás de la aldea Tuva se alza el Pico de la Amistad con su cumbre nevada en la frontera entre China y Rusia. La aldea se levanta cada día al romper el amanecer, y los rayos del sol transforman en oro los bosques de blancos abedules en las laderas de los montes mientras el ganado y los rebaños de ovejas pastan, creando una escena fascinante. Los puentes de madera, el agua que fluye, las aldeas, los abedules blancos y el ganado conforman aquí un idílico escenario.
    La aldea Tuva de Kanas y el lago Kanasi se complementan el uno a la otra. El área está rodeada de montañas cubiertas de vegetación y límpidos riachuelos, y el hermoso paisaje constituye una atracción única de las escenas del entorno humano y del carácter étnico de la región turística de Kanasi.

    Los turistas que proceden de lugares distantes pueden no solamente apreciar la exótica belleza del paisaje natural, sino también visitar a los aldeanos del pueblo tuva y aprender acerca de sus genuinas costumbres folclóricas. Los tuva suelen decir que esta área tiene "siete meses de invierno y cinco meses de verano". La nieve invernal con frecuencia aísla a la aldea del mundo exterior y entonces los aldeanos suelen ocupar el día dedicados a la bebida. Alguien en una ocasión llegó a informar un cálculo según el cual los aldeanos consumen 45 toneladas de alcohol durante el invierno.

    Top