• +86 773 2303067


Las casas de tierra de Yongding

    Las casas de tierra de Yongding, Fujian, ubicadas en la parte sur de la región de Longyan, poseen una muy larga historia. Son únicas en su carácter, además de ser a muy larga escala y trabajadas con gran finura. Este estilo de construcción ha sido llamado "un oficio exclusivamente chino".

    Las casas de tierra de Yongding las encontramos en dos variantes, cuadradas y redondas. Existen alrededor de 360 edificios redondos y más de 4.000 edificaciones cuadradas en el condado de Yongdin, Fujian. Los edificios redondos, conocidos también como aldeas redondas fortificadas, son típicos entre los residentes de la etnia hakka, y comúnmente consisten en dos o tres círculos concéntricos. El círculo más externo incluye de tres a cuatro pisos, contiene de 100 a 200 habitaciones y supera una altura de diez metros. El primer piso se destina para comedor y cocina, el segundo piso es para almacenamiento y el tercero y cuarto para dormitorios. El segundo círculo de dos plantas incluye entre 30 y 50 habitaciones, generalmente utilizadas como recibidores. En el interior se encuentra el salón ancestral, un área común usada por varios cientos de residentes para bodas, funerales y fiestas. Los complejos residenciales también incluyen baños públicos, pozos de agua, y molinos de trigo. Los edificios se fabrican con tierra apisonada obtenida en la zona y no se necesita de hormigón para reforzar la construcción. Las paredes son de tres metros de ancho en la base, suficientes como para que pase un coche, y las paredes del piso inferior son de 1,5 metros de espesor, suficientes para que una persona se tienda a lo ancho. La pared se va estrechando desde abajo hacia el tope, pero siempre ha de medir no menos 0,9 metros de grosor en la parte superior. Se colocan tablones de madera siguiendo la curvatura interior de las paredes para conformar un gran número de habitaciones. La parte interior de los tablones forma un corredor.

    Las casas de tierra de Yongding, Fujian, fueron construidas en su mayoría durante las dinastías Ming (1368-1644) y Qing (1644-1911), pero su origen se remonta a la dinastía Jin occidental (265-316). Fue por ese entonces cuando el pueblo hakka se trasladó hacia esta área para escapar de las precarias condiciones agrícolas y transformaron sus simples viviendas de ladrillos de lodo en sólidas y elegantes casas de tierra apisonada, añadiendo gradualmente nuevos pisos a su estructura.
    A partir de la etapa media de la dinastía Ming las edificaciones comenzaron a adquirir dimensiones cada vez mayores. Este tipo de estructura es resistente no solamente a calamidades naturales como tifones y terremotos, sino también a desastres causados por el hombre como agresiones y pillaje. Más aún, le permitió al disperso pueblo de los hakka vivir en comunidad concentrados en un mismo lugar. Las gentes pasaban la mayor parte de los días juntos y existía una gran unión, de modo que cuando una emergencia externa los amenazaba se movilizaban como uno solo para enfrentar el peligro.

    Desde los tiempos antiguos hasta 1940 las casas de tierra sirvieron de sólida fortaleza para la autodefensa del pueblo hakka. El portón principal de entrada al complejo, de 20 a 30 centímetros de espesor, está fabricado con árboles carentes de valor comercial y chapado en hierro en su exterior. Algunos incluso poseen canales de agua en su parte superior a modo de protección contra incendios.

    Los pisos primero y segundo de las casas redondas carecen de ventanas para prevenir el acceso de enemigos. El corredor entre las paredes interior y exterior brinda no solamente ventilación y luz natural, sino que permite combatir a los enemigos externos y protegerse. Algunas casas de tierra están dotadas de plataformas de observación al frente y ambos lados de los puntos más elevados, de modo que puedan vigilar cualquier peligro que aceche en lontananza. Además de ser útiles para la protección y mantener los enemigos a raya, las casas de tierra de Yongding son resistentes a terremotos e incendios, mantienen alejados a los animales salvajes y poseen una buena ventilación e iluminación natural. Para la protección contra incendios, las paredes externas de algunas casas se han dividido en seis, ocho o diez secciones separadas por cortafuegos para evitar que un incendio se propague a toda la aldea. Como las habitaciones se distribuyen a lo largo de la curvatura de la pared en las casas redondas, no existen rincones como sucede en los edificios convencionales, lo que las hace superiores en términos de luz y ventilación. Las gruesas paredes brindan buen aislamiento térmico, de modo que el interior de las habitaciones es cálido en invierno y fresco en el verano.

    El edificio Zhencheng, en la aldea Hongkeng en el poblado de Hukeng fue construido en 1912 y abarca un área de 5.000 metros cuadrados y consiste dos círculos concéntricos. El círculo externo se eleva a cuatro pisos con 48 habitaciones en cada piso, dispuestas acorde a los Ocho Trigramas de Yi Ching. Cada sección contiene 6 habitaciones y tiene su escalera propia. El salón ancestral del edificio Zhencheng tiene la apariencia de un escenario teatral a cuyo frente se alzan 6 pilares de piedra cada uno de unos 2 metros de circunferencia y 7 metros de altura. La baranda de hierro entreverado del pasillo del segundo piso fue traída hasta el poblado de Hukeng desde Shanghái. Sobre el portón del salón principal están inscritas unas palabras del presidente nacionalista Li Yuanhong (1864-1928). El edificio Zhencheng fue expuesto (junto al convento tibetano de Yonghegong y la Gran Muralla) en la feria mundial de modelos arquitectónicos celebrada en Los Ángeles en 1986.

    Top