• +86 773 2303067


Maravilla a caballo, té Puíer de Yunnan

    El mundialmente famoso té puíer fue realmente el resultado de un maravilloso error. La primera tarta de té puíer se formó en un traqueteante viaje a caballo entre el largo tintineo de los cascabeles de los caballos.

    La tradición dice que durante el reinado del Emperador Qianlong (1736-1796) de la Dinastía Qing, la Prefectura de Puíer, en Yunnan, pagaba tributo en té a la corte imperial todos los años. Un año, el tiempo estaba excesivamente húmedo. Se acercaba la época de pagar los tributos y la recogida del té se comenzó antes de que se hubiera secado al aire. Como se tardaba de dos a tres meses en el viaje de Yunnan a Beijing (la capital de la Dinastía Qing), las tartas de té que iban a caballo se habían fermentado durante el viaje, pero el brillante, rojizo té que hicieron con ellas se ganó el aprecio del Emperador Qianlong, quien luego le puso el nombre de "té Puíer". Además de la redonda, chata, forma de tarta, el té puíer también se hace con otras formas tales como el té tuo en forma de cazo, el cuadrado té ladrillo, el té qianliang en forma de barra, el té en forma de medio melón, el té melón dorado y el té tributo. El principal propósito de comprimir el té en varias formas es el de transportarlo más fácilmente. El té sin comprimir se usa generalmente para los bebedores locales de té. El té puíer puede clasificarse de acuerdo con las formas que toma; también puede clasificarse en té preparado y té sin preparar, según los diferentes métodos de procesarlo. El té preparado se consigue añadiéndole agua y calentándolo para hacerlo fermentar rápidamente mediante la reacción de la humedad y el calor. El té sin preparar es frío en calidad y áspero de sabor. Debe conservarse durante mucho tiempo en un lugar seco, y debe ser envejecido y madurado lentamente y naturalmente durante años. El período de vida del té puíer de alta calidad puede ser de docenas de años y hasta de alrededor de 100 años. Durante esos largos años, el té puíer gana el fresco aroma de la madera de alcanfor, el agradable perfume dulce del loto y la dulce fragancia de las orquídeas.

    Mantener la tarta de té puíer para uno mismo durante un largo periodo de tiempo es como una continuación del viaje en la vida del té puíer. Así como leer un texto es como una recreación de la obra que se lee, conservar el té puíer es también como recrearlo. Esa característica del té puíer de merecer ser almacenado crea una milagrosa afinidad entre este y el vino rojo. Al igual que el vino rojo, el té puíer está muy asociado con su origen y edad, y con la forma en que es almacenado. Es rojo, parecido en color al vino rojo, y de sabor dulce y refrescante. La gente puede incluso disfrutar del té puíer de la misma forma que ellos disfrutan el vino rojo. El té puíer está considerado como la "maravilla bebible" del Oriente.

    No se puede hablar del té puíer sin hablar de los antiguos caminos del té y de caballos, zigzagueando a lo largo de las Montañas de Hengduan, en el sureste de China. Fue por esos antiguos caminos por donde el té puíer era transportado a tierras lejanas por todo el mundo. El camino del norte lleva a muchas provincias del interior por la vía de Kunming y era por este camino por donde el té del tributo al emperador era llevado a Beijing mediante una entrega rápida. El camino del Noroeste lleva al Tíbet por las vías de Dali, Lojiang y Zhongdian, y desde Lhasa se extiende hasta Nepal e India y otros lugares. Hay tres caminos al sur, respectivamente: al este hacia Vietnam, al sur hacia Laos y al Sudoeste hacia Myanmar y Tailandia. Los caballos viajaban en una y otra dirección en una interminable corriente. Pero entre lo que ellos transportaban había mucho más que tartas de té puíer secadas al aire. Sobre sus lomos también estaban las visiones místicas, el legendario destino de la gente y sus piadosas creencias, así como su conmovedora historia.

    Top