• +86 773 2303067


Monasterio de Trandruk

    El pequeño pero importante monasterio de Trandruk, a 7 km al sur de Tsetang, está sometido a intensos trabajos de restauración, aunque sigue siendo posible admirar su imponente estructura. Construido en el siglo vil durante el reinado de Sogtsen Gampo, Trandruk fue uno de los primeros templos budistas del Tíbet y es uno de los doce templos Supresores de Demonios construidos para sojuzgar a la diablesa que descansaba bajo el país. Trandruk es el que la prende a la tierra por el hombro derecho. La leyenda cuenta que el emplazamiento elegido para este monasterio estaba cubierto por un enorme lago que contenía un dragón de cinco cabezas. El rey Sogtsen Gampo salió de un período de meditación con tal poder que fue capaz de invocar la presencia de un halcón sobrenatural a fin de derrotar al dragón y beberse el agua del lago, dejando el terreno listo para Trandruk (que significa «halcón-dragón»). Dañado durante la reacción bon contra el budismo en el siglo IX, y de nuevo por los invasores dzhungaros en el xviu, las reliquias más preciadas del templo se perdieron durante la invasión china. Le queda, sin embargo, el thangka de las perlas, una imagen de la princesa Wencheng, esposa del rey Sogtsen Gampo, en la que aparece como representación de la Tara Blanca, creada a partir de miles de diminutas perlas meticulosamente cosidas en un fondo rosa. Está en la capilla central, arriba, que también alberga una estatua original de Padmasambhava en la que aparece evocado cuando tenía 8 años.

     

     

    Top