• +86 773 2303067


El Lago Qinghai: un mar en el corazón del territorio

    el Lago Qinghai es el mayor lago salado de ChinaUbicado al Noreste, en la Meseta de Qinghai-Tibet, el Lago Qinghai es el mayor lago salado en el interior de China. Es tan ancho y extenso que en la antigüedad la gente lo confundió con un mar.

    El Lago Qinghai le da un toque diferente a la ruda meseta. Está rodeado por cuatro altas montañas, cada una con una elevación de entre 3.000 y 4.000 metros, que abrazan al lago como escudos naturales. Desde las orillas del lago hasta el pie de las montañas hay vastos, planos pastizales que se extienden por varios cientos de kilómetros. Las magníficas montañas, el sereno lago y los elegantes pastizales conforman un paisaje encantador.
    Los visitantes del Lago Qinghai se sorprenden al ver que el agua del lago no es de un solo color: el lago presenta un espectro de tonos tales como: azul celeste, verde esmeralda, púrpura oscuro y gris plateado, correspondientes a los cambios del clima. La vista de la superficie del lago cubierta de neblina y las rutilantes olas disuelven fatigas y preocupaciones.

    Debido a su gentil naturaleza, el Lago Qinghai está vinculado a cuentos sobre mujeres. En la mitología china, el Lago Qinghai también se llama la "Laguna de la Morada del Hada Madrina", cuya dueña es una prestigiosa diosa, la Reina Madre del Cielo Occidental. Se dice que la Reina Madre celebraba grandes banquetes en la laguna para entretener a otros dioses y diosas del cielo. Como el cumpleaños de la Reina Madre se decía que era el 18 de Julio en el calendario lunar chino, tanto los funcionarios como la gente común iban a las Laguna de la Morada del Hada Madrinaorillas del lago y realizaban grandes rituales de culto en ese día, lo que se ha convertido en una práctica regular desde la Dinastía Tang. Hoy día, las ceremonias de culto en el lago han evolucionado hasta convertirse en una gran fiesta. Gente de todas partes se reúnen en el lago: bailando, cantando, jugando y haciendo competiciones para divertirse y hacer amigos.

    Una pequeña isla, Haixinshan (que literalmente significa "una montaña en el corazón del mar"), se encuentra en el lago y muchas historias legendarias giran en torno a ella. Haixinshan está a 30 km de la orilla sur del lago, y es una larga y estrecha isla de 2,3 km de largo y 0,8 km de ancho. La rocosa isla tiene manantiales de agua dulce que atraen a las aves. Los antiguos chinos creían que la isla era el único lugar donde se reproducían los preciados "caballos dragón". Se dice que en invierno, cuando se congela el Lago Qinghai, los vaqueros llevaban a las yeguas a la Isla Haixinshan para que pudieran quedar preñadas con un "descendiente de dragón". De esa forma, los potros que tuvieran crecerían para ser "caballos dragón", no solo altos e imponentes, sino fuertes y rápidos, haciéndolos ideales como caballos de batalla. La gente de hoy cree que lo de los "caballos dragones" realmente se refiere a una fina raza llamada "Qinghaicong", que solamente se puede encontrar cerca del Lago Qinghai.

    Sin embargo, la parte más encantadora del Lago Qinghai son las islas de las aves, ubicadas al Noroeste. Estas son dos islas, a saber: la Isla Dandao (isla de los huevos) y la Isla Haixipi. Ambas albergan una gran cantidad de aves migratorias y tiene por eso la fama de ser el "Reino de las Aves".

    Cubriendo alrededor de un kilómetro cuadrado la Isla Dandao no es grande pero atrae a numerosos animales. Cada año más de 100.000 aves migratorias llegan a la isla para habitarla o para procrearse. Cuando llega la primavera, la isla está habitada por una variedad de aves migratorias, tales como: el ganso cabeza-de-barra, la gaviota cabeza-marrón y la gran gaviota cabeza-negra, cuyos nidos pueden localizarse por todas partes. Se ha convertido en un maravilloso espectáculo del Lago Qinghai el que toda la isla esté densamente cubierta por los huevos puestos por las aves migratorias que allí se asientan.

    El tamaño de la Isla Haixipi es cuatro veces el de la Isla Dandao. El aspecto más especial de la isla es que alberga un "imperio de cormoranes". Sobre una inmensa roca que se proyecta en el este de la isla, que parece una campana gigante vuelta al revés, se encuentra un gran ejército de cormoranes. Con prismáticos, se puede ver a los cormoranes tomando un reconfortante baño de sol y llevando una vida libre, tranquila.

    Ahora se ha decretado una reserva natural en el Lago Qinghai, para proteger mejor las aves y también el medio ambiente. Las bellas leyendas sobre el lago seguramente perdurarán para siempre.

    Top