• +86 773 2303067


Practicar la medicina en casa

    Para los occidentales, la tradicional medicina china es misteriosa y difícil de descifrar. Sin embargo, para el pueblo chino, es muy simple y concreta: una aguja, un vaso, una cuchara y hasta las dos palmas de la mano pueden usarse para tratar una enfermedad. En China, poca gente maneja un escalpelo, pero casi todas las familias tienen guardadas algunas agujas, botes de vidrio y raspadores para practicar terapias de acupuntura, moxibustión, masajes, "cupping" (tazas chincas) y raspados.
    Ambas, la acupuntura y la moxibustión son métodos terapéuticos externos. Los puntos de inserción de las agujas son llamados acupuntos en la medicina tradicional china. Estos acupuntos reflejan las condiciones de las enfermedades y pueden ser utilizados para su tratamiento. Cuando se ha hecho un diagnóstico preciso, los médicos pueden insertar las agujas en los acupuntos seleccionados y manipularlas mediante varias técnicas para estimularlos. Normalmente, el paciente no va a sentir dolor cuando se insertan las agujas en los acupuntos y raramente hay pérdida de sangre. En la moxibustión, el rollo de "moxa" seleccionado se enciende y se utiliza para fumigar la superficie del cuerpo, promoviendo la circulación del Qi y ajustando las funciones psicológicas del cuerpo para la prevención y tratamiento de las enfermedades.

    El Tuina (masaje) es otro método de la medicina china tradicional que puede aliviar el dolor, sanar lesiones, ajustar la circulación y ayudar en la rehabilitación. Es un verdadero tratamiento natural porque no utiliza ninguna sustancia médica. Las técnicas de Tuina son variadas; algunas se ejecutan con los dedos, otras con las palmas de las manos, e incluso otras con los codos y hasta con los pies. El modo de aplicarlo al cuerpo puede parecer rudo a los observadores, pero es efectivo para curar ciertas enfermedades sin lastimar al paciente. En circunstancias normales, cuando se ejecuta el Tuina con el propósito de cuidar la salud, no se necesita tener destrezas especiales y puede hacerse en cualquier lugar y en cualquier momento por cualquier persona. Generalmente, un simple masaje y frotación puede aliviar la fatiga y calmar la mente.

    El "cupping" o tazas chinas, se realiza con tazas con el oxígeno quemado, con tazas hervidas en agua o en decocción, el primero de estos métodos es el más común. Las tazas actúan creando un vacío cuando se quema el oxígeno interior y, cuando se aplica a la superficie del cuerpo, propiciará la circulación de la sangre y del Qi, relajará los tendones, estimulará las áreas correspondientes, controlará la inflamación, detendrá el dolor, y eliminará gases y humedad. Las tazas utilizadas pueden ser de vidrio, de barro o de bambú. Con frecuencia, la gente simplemente usa tazas de vidrio en este tratamiento. Para ejecutar el tratamiento, tome una taza de vidrio, coloque dentro, por un rato, una bola prendida de algodón mojado en alcohol, y cubriendo la taza aplíquela inmediatamente sobre el área seleccionada. La piel bajo la taza se pondrá gradualmente roja y púrpura. Después de unos 10 minutos, se puede retirar la taza. También puede aplicarse la taza de forma repetida sobre el cuerpo y luego retirarla inmediatamente. Esto se llama "cupping" fugaz. La taza también puede moverse sobre la superficie del cuerpo. Esto sería el "cupping" móvil. Cuando se retira la taza, un sello redondo quedara sobre la superficie del cuerpo, senal del efecto terapeutico.

    La terapia de raspar se hace con un cuerno de buey. Cuando se realiza este tratamiento, el practicante aplica aceite sobre la piel y luego raspa hacia arriba y hacia abajo y desde la región central hacia la región lateral, hasta que la piel se pone de color púrpura. Este método se utiliza principalmente en verano y en otoño para tratar problemas de la piel causados por el viento, el frío, el calor veraniego, sequedad o quemaduras. El tratamiento puede eliminar factores patógenos del interior de los órganos, revitalizando la sangre para eliminar el anquilosamiento, dispersar el calor para eliminar toxinas y propiciar el metabolismo del cuerpo. Este tratamiento es tan efectivo como los otros métodos terapéuticos de la acupuntura, Tuina y "cupping". Es una especie de acupuntura sin agujas, el Tuina sin usar las manos y el "cupping" sin utilizar ninguna taza. La práctica popular del raspado es muy simple; a veces, una taza de agua y una cuchara son suficientes para realizar este tratamiento. En las áreas rurales, los viejos campesinos todavía utilizan la terapia del raspado para tratar catarros comunes causados por el viento y el calor. El efecto terapéutico es muy significativo. Si uno ve la piel marrón o púrpura alrededor del área del hombro de alguien, es señal de un tratamiento de raspado. Normalmente, después de tres días, el paciente se sentirá con su habitual energía.

    Top