• +86 773 2303067


Alimentos para cultivar la salud

    Tradicionalmente el pueblo chino cree que los alimentos y las medicinas comparten un mismo origen.

    Se dice que el cocimiento fue desarrollado por Yin Yi en la Dinastía Shang (1600-1046 a. C.) cuando estaba cocinando alimentos. Ese concepto también indica que los alimentos pueden usarse como medicina y que las medicinas pueden añadirse a los alimentos. Esa idea da cuenta del desarrollo de la dieta terapéutica.

    La dieta terapéutica significa seleccionar ciertos alimentos para regular las funciones del cuerpo con fines terapéuticos. Los cereales, las carnes, las frutas y los vegetales, lo mismo que las hierbas medicinales, también poseen características de ser fríos, calientes, tibios y frescos. Por ejemplo, la cebada, la carne de cordero, las algas y los cebollinos chinos tienen propiedades tibias y calientes; el mijo, el pato, el caqui y el tofu de cera tienen propiedades frías y frescas; y el arroz redondo pulido, el cerdo, la manzana y el boniato tienen propiedades moderadas. La medicina china tradicional trata las enfermedades bajo el siguiente principio: "las enfermedades calientes deben tratarse con hierbas de propiedades frías, mientras que las enfermedades frías deben tratarse con hierbas de propiedades calientes". Basándose en este principio, las personas de constitución tibia deben tomar alimentos de propiedades frías y frescas, y las personas de constitución fría y fresca deben tomar alimentos de propiedades tibias. Los alimentos no solamente aportan energía para mantener la vida, estos también pueden ser efectivos en la cura de ciertas enfermedades. Las drogas tienen efectos tóxicos. Sin embargo, si uno toma alimentos como medicina, no habrá efectos tóxicos. Por supuesto, diferentes alimentos tiene distintos efectos y pueden ser apropiados para diferentes personas. Generalmente, los alimentos con las mismas propiedades y sabor pueden actuar juntos para producir mayores efectos. Por ejemplo, la azucena y la pera se pueden tomar juntas para eliminar el calor en los pulmones y humedecerlos; la infusión de jengibre y el azúcar moscabada pueden tomarse juntos para calentar el cuerpo y combatir el resfriado. A veces, diferentes tipos de alimentos pueden reducir los efectos de otros. Por ejemplo, el jengibre puede prevenir la urticaria producida por el pescado y la remolacha puede reducir los efectos del ñame chino en la nutrición del Qi. Hay también algunos tipos de alimentos que no deben comerse juntos pues pueden traer serios problemas. Por ejemplo, cuando se toma cangrejo y caqui a la vez, se puede producir diarrea; cuando se toman juntos carne de res y castañas, se pueden producir vómitos; cuando se toman juntos carne de cerdo y caracoles de río, el estómago y los intestinos pueden sufrir daños; y cuando se toman gambas y guinjos juntos, se puede producir envenenamiento.

    La dieta terapéutica actual se ha hecho más sencilla. La gente simplemente utiliza en su dieta alimentos sin procesar (por ejemplo: maíz, sorgo, mijo, alubias, etc., en lugar de harina de trigo y arroz). Los alimentos sin procesar conservan sus elementos naturales. La investigación moderna indica que estos alimentos contienen más vitaminas, minerales y fibras comestibles que son buenas para prevenir el cáncer, bajar la tensión arterial, proteger al cerebro, limpiar los intestinos y nutrir la piel. Con el rápido desarrollo de la economía en China, hoy la gente prefiere los alimentos sin procesar a las exquisiteces de la tierra y el mar. La dieta terapéutica es beneficiosa para la salud hasta cierto punto. Sin embargo, esta no puede reemplazar totalmente a la medicina. Las hierbas medicinales chinas no solo pueden procesarse a través de la cocción, comprimidos, píldoras, granulados y en polvo, sino que pueden añadirse a los alimentos. Esto es lo que se denomina alimentos medicados. Estos pueden servir como una terapia suplementaria, muy efectiva en el tratamiento y prevención de ciertos tipos de enfermedades, pues refuerzan el organismo. Las reglas de compatibilidad entre las hierbas medicinales y los alimentos fueron decididas por la gente en tiempos antiguos según su experiencia, y son seguidas todavía hoy. Por ejemplo, el cerdo puede cocinarse junto con Huang Lian (Coptis chinensis, el rizoma del hilo-dorado chino) y Can Zhu (Atractylodes chinensis). Sin embargo, la carne de cordero no puede cocinarse junto con Ban Xia (Pineilla ternata, tubérculo) y Chang Pu (cálamo); el ajo no puede usarse con Di Huang (Rehmaannia glutinosa) y el vinagre no puede usarse con poria.

    Es de conocimiento común para el pueblo chino que los alimentos pueden tener ciertos efectos terapéuticos sobre su salud. Por ejemplo, cuando cojan catarro, ellos tomarán ajo para curarlo; cuando sufran de diarrea, ellos beberán una copa de vino para detenerla; si se embriagan, ellos beberán jugo de tomate para neutralizar los efectos del alcohol; cuando estén cansados, ellos comerán una banana para refrescarse. Así que si uno ve cómo el pueblo chino disfruta la vida: ellos cultivan su salud y viven una vida feliz simplemente mediante el control de los alimentos que toman.

    Top