• +86 773 2303067


Monasterio de Sera

    Monasterio de Sera

    Para llegar al monasterio de Sera, a 4 km al norte de Lhasa, mediante transporte público, tome el microbús 5 desde el extremo sur de Nyangrain Lu o desde la pequeña parada de microbuses enfrente del cine de Yuthok Lu. Le dejarán bien en la carretera, a unos 500 m del recinto del monasterio, rodeado de un muro blanco, o bien en algún punto del camino de entrada. Para regresar, lo más conveniente es volver andando hasta la carretera. El último microbús sale nada más acabar el debate, sobre las 17.00 h.

    Fundado en 1419 por Sakya Yeshe, uno de los principales discípulos de Tsong- khapa, fundador de la orden gelug, Sera está situado por debajo de la ermita en la que el fundador pasó muchos años de retiro. Salvados de los desastres de la Revolución Cultural, los edificios están en buen estado, aunque hay muchas obras en marcha. Todos los peregrinos realizan un circuito de circunvalación en el sentido de las agujas del reloj que incluye las tres universidades principales, Sera Me, Sera Ngag-Pa y Sera Je, así como la gran sala central de reunión, el Tsokchen. Todas ellas están construidas de manera que se abren a capillas que conducen a un vestíbulo central con más capillas en el piso superior, y son sitios estupendos para quedarse un rato observando a los peregrinos entregados a sus devociones. Sin embargo, si sólo quiere hacerse una idea de los edificios más importantes, entonces suba derecho por la colina desde la entrada principal. Al cabo de unos 200 m llegará al Tsokchen, construido en 1710 y que es el edificio más grande de Sera. La sala está sostenida por más de 100 columnas. La imagen principal es la de Sakya Yeshe, fundador del monasterio, flanqueada por las imágenes del 5.° y el 13.° Dalai Lama. La de Sakya Yeshe es una reproducción del original que está en la universidad de Sera Ngag-Pa. Cuando se pensó en trasladar el original al Tsokchen, se dice que la propia imagen hizo saber que prefería permanecer en la universidad, por lo que se realizó una copia.

    En lo alto del sendero está el amurallado y sombreado patío de debates, que vale la pena visitar sobre las 15.30 h, cuando los monjes se reúnen en grupos pequeños pero muy animados para practicar y refinar sus habilidades dialécticas, que también implican posturas, palmadas y patadas en el suelo. Están acostumbrados a los visitantes y parece que no hay ningún impedimento para tomar fotografías.

    A la izquierda del patio está la universidad de Sera Ji, tal vez la que más vale la pena visitar en caso de que sólo quiera ver una. En su espaciosa sala de reuniones cuelgan valiosos thangkas, pero el centro de interés para los peregrinos es la capilla de Hayagriva, a la que se llega a través de una entrada en la pared a mano izquierda. Hayagriva (en sánscrito) o Tamdrín (en tibetano), «el de la cerviz de caballo», es la divinidad protectora de Sera.

    Si realmente se siente con ganas, tome el sendero que trepa por la ladera de la montaña, desde detrás del Tsokchen (siga el tendido telegráfico) hasta la ermita de Tsong- khapa (Choding Khang), que es una reconstrucción de la original, ya que su cueva de meditación está un poco más arriba. Desde aquí se puede disfrutar de espléndidas vistas de Lhasa.

     

    Top