• +86 773 2303067


ARTÍCULOS DE JADE DE CHINA

    Desde hace mucho tiempo China ha sido conocida como “país del jade” que brilla en la historia de la civilización mundial. Los chinos son una nación que respeta, admira y aprecia esta piedra y han creado una cultura incomparable del jade de más de 8.000 años. El arte chino del jade, rodeado de un gran misterio y portador de sustento espiritual para la gente, ha estado profundamente arraigado en la cultura tradicional china y ha desempeñado un rol importante en cada uno de los ámbitos de la vida social, como ningún otro arte.

    Ocho milenios atrás, los chinos empezaron a utilizar el jade como material para elaborar utensilios y adornos. En la Edad Neolítica, con la aparición de las religiones primitivas, los artículos confeccionados en este material valioso eran considerados un obsequio de los dioses. En las dinastías Shang y Zhou (aprox. 1600 a.e.c. - 256 a.e.c.), debido al establecimiento de los procedimientos completos de las ceremonias rituales y de sacrificio, las obras de jade se convirtieron en un símbolo para la clasificación de las diferentes clases sociales.

    Durante la dinastía Han (206 a.e.c. - 220), con la popularización del pensamiento sobre las divinidades y la maduración del concepto de “Enfrentar la muerte como la vida”, el jade fue empleado también para la elaboración de los objetos funerarios que acompañaban a los difuntos que estando vivos habían buscado y deseado la inmortalidad. En el período de los Tres Reinos y las dinastías Wei, Jin y del Sur y Norte (220 - 589), la producción de artículos de jade se vio deprimida por los disturbios sociales y las constantes guerras. Sin embargo, a partir de las dinastías Song y Tang (618 - 1279) y hasta los dominios Ming y Qing (1368 - 1911), cuando la paz retornó a la sociedad civil, la artesanía de jade de China volvió a vivir un período de auge e innovación y se generalizó entre el pueblo, que encontró en ella sustento espiritual y una forma de expresar sus sentimientos.

    Aprovechando la textura natural del jade y sus diversas formas, los hábiles artesanos chinos fabricaron numerosas obras maravillosas que superan a la naturaleza. Todas ellas son una cristalización de la sabiduría de la nación china, como estrellas brillantes de la cultura autóctona y perlas resplandecientes en el tesoro del patrimonio cultural mundial.

    En los 8.000 años transcurridos, se ha generado en China una particular cultura del jade, en la que las propiedades de esta piedra han sido honradas por los caballeros benevolentes de todas las épocas, que las comparan con las normas de comportamiento y conducta de la sociedad. La pasión y aprecio del jade están profundamente arraigados en los genes de los chinos. La prolongada cultura del jade, con ricas connotaciones, es parte importante de la civilización china y ocupa un puesto relevante en la historia cultural de la humanidad.

    Top