• +86 773 2303067


La Ciudad Prohibida:símbolo de la antigua civilización china

    El Museo del Palacio en Beijing era conocido anteriormente como la Ciudad Imperial Prohibida, cuando era el palacio imperial de ambas dinastías, la Ming y la Qing. Es el grupo de edificios históricos más grande y mejor conservado en China. En el año 1987, fue incorporado a la lista de Sitios Patrimonio de la Humaniad de la UNESCO. El lugar ocupa un total de 720.000 metros cuadrados, e incluye edificios con unas 8.700 habitaciones. Todo el conjunto se encuentra rodeado por una imponente muralla protectora, con atalayas en las cuatro esquinas. El foso, fuera de la muralla, tiene 52 metros de ancho y completa la estructura defensiva del Palacio. El estilo arquitectónico del palacio en sí es robusto y majestuoso, dando la impresión de gran fortaleza. Es una obra maestra de la antigua arquitectura china.

    La Ciudad Prohibida que vemos hoy fue construida principalmente en la dinastía Qing. En el año 1644, cuan- do el emperador Shunzhi llegó a Beijing, la mayor parte de la Ciudad Prohibida había sido destruida por el fuego, por el ejército campesino. Tras varias décadas de guerra, la producción había sufrido grandes desastres por todo el país. Así que el emperador de la dinastía Qing decretó muchas medidas para reanimar la economía. Desde mediados de los años de Kangxi (reinó entre el 1662 y el 1722), en el reinado de Yongzheng (1722-1735) y el reinado de Qianlong (1735-1796), la economía prosperó y la época fue llamada la "era próspera de Kang y Qian" Esta era de prosperidad fue la última bajo el control de la sociedad feudal china. La comunidad era estable y rica, con una población mayor de diez mil millones por primera vez en la historia. La dinastía Qing fue uno de los más poderosos imperios del mundo en su época. Dados los beneficios de la próspera economía, en el trigésimo cuarto año del reinado de Kangxi, prácticamente se terminó la reconstrucción de la Ciudad Prohibida. El emperador Qianlong comenzó la expansión a gran escala de la Ciudad Prohibida durante su reinado de sesenta años. A partir del siglo XVIII hasta hoy, la Ciudad Prohibida ha permanecido tal como lucía entonces.
    Cuatro grandes puertas definen el perímetro del Palacio. Al sur, la entrada oficial se llama Wu Men, o Puerta Meridiana. Coloquialmente la llaman la Torre de Cinco Fénix. Con forma de una "U" cuadrada, vuelta de arribaabajo, incluye un edificio principal en el centro, suficientemente grande para alojar nueve habitaciones. Unas imponentes alas laterales flanquean la parte central, con sucesivas filas de aleros. Al norte de la Wu Men hay cinco puentes arqueados, exquisitamente esculpidos en mármol blanco, que conducen al Taihe Men. La puerta oriental se llama Donghua Men; la puerta occidental se llama Xi- hua Men; y la puerta del norte se llama Shenwu Men. La disposición del edificio del palacio divide todo el conjunto en partes externas e internas.

    Tres grandes edificios constituyen la estructura central de la parte "externa". Allí era donde los emperadores feudales ejercían su poder, celebrando dispendiosas ceremonias. El Edificio Haihe está construido sobre una plataforma de mármol blanco, que sobresale unos cinco metros de altura. Barandillas esculpidas lo rodean por los cuatro costados, con pilastras con dragones y fénix esculpidos entre nubes. Hay tres hileras de escalones de piedra al frente y detrás de la plataforma, y la hilera central está esculpida con dragones enrollados danzando entre olas encrespadas; esta es conocida como la Vía Imperial. En el centro del edificio está el símbolo del poder feudal imperial: un trono laqueado en oro con dragones esculpidos. El Edificio Taihe tiene paredes color ocre y aleros dorados, y es una de las estructuras más signifcativas del palacio. Detrás de él se encuentran los otros dos edificios importantes de la parte externa del palacio.

    La parte de atrás del palacio es conocida como la parte "interna", y es donde el emperador llavaba a cabo sus actividades cotidianas y donde vivían sus concubinas. Los edificios centrales de esa parte del palacio son: el Palacio Qianqing, el Edificio Jiaotai y el Palacio Kunning. Estos están flanqueados por seis edificios a cada lado, al este y al oeste. El estilo arquitectónico de la parte trasera del palacio es similar a la parte del frente, pero la disposición de los edificios es diferente. La mitad del frente tiene una apariencia impresionante, majestuosa, poderosa, apropiada para simbolizar al emperador como un ser supremo y todopoderoso. La mitad de atrás parece más residencial, con un patio interior propio en cada edificio, con flores, aulas escolares y lugares para comer y descansar. El emperador Qianlong vivía y conducía sus asuntos en el extremo sur de la parte interna del palacio. El emperador Yongzheng mudó su residencia al Edificio Yangxin, pero continuó atendiendo sus asuntos allí, leyendo memorias, despachando con funcionarios, reuniéndose con los ministros.

    El Edificio Jiaotai está ubicado entre el Palacio Qianqing y el Palacio Kunning, significando el punto de encuentro del cielo y la tierra, y todas las cosas felices y pacíficas. El Palacio Kunning está al fondo de la parte interna. Allí es donde vivían las emperatrices de la dinastía Ming, aunque fue transformado en un lugar para las ofrendas a los dioses durante la dinastía Qing. Una habitación de este Palacio es donde el emperador tenía su apartamento conyugal. Al norte del Palacio Kunning etá el Jardín imperial, en donde crecen pinos y cipreses, y donde se cultivan varias especies de plantas raras. Un jardín de "rocas grotescas" y pabellones de muchos estilos adornan la sección trasera del palacio.

    No hay árboles en toda la mitad sur del palacio, pues interrumpirían la vista y servirían de escondrijo para alguien que pretendiera realizar una mala acción. Solamente en el extremo norte del palacio imperial puede uno encontrar árboles y flores.

    Las destacadas estructuras del palacio fueron realizadas casi exclusivamente en madera. Tejas esmaltadas de amarillo adornan los techos, y se usó mármol blanco en las plataformas. El eje norte- sur de los edificios centrales del palacio continúa en una línea que se extiende más allá del área del conjunto. Hacia el sur, la línea se extiende hasta la Puerta de Yongding; hacia el norte, se extiende a través y está señalada por la Torre Tambor y la Torre Campanario. Esa colocación consciente del palacio en una posición central, pero también parte de una secuencia, es una de las características que los eruditos en arquitectura señalan como contribución a la armonía, majestad y grandeza de la forma general del conjunto. El palacio es una expresión del concepto de la unión de la "voluntad celestial" y el pueblo chino. Representa las antiguas tradiciones culturales de la nación china, y es un destacado logro de los artesanos que trabajaban hace más de quinientos años. El palacio es un símbolo y también un producto de la historia y de la cultura chinas. Es un lugar que debe planear ver cualquier visitante de China.

    Paseando por el palacio, lo primero a disfrutar es su arquitectura. En segundo lugar, uno debe ver los tesoros expuestos en las salas de exhibiciones al este y al oeste. El Museo del Palacio guarda más de un millón de objetos raros y valiosos, o alrededor de una sexta parte del total de los artefactos culturales documentados en China. Entre ellos se encuentran muchos tesoros nacionales únicos. En muchas partes del palacio se exhiben distintos tipos de relojes, joyas y tesoros, pinturas, cerámicas, bronces y otras formas de arte a través de todas las dinastías de la historia china. Mirando todas estas obras incomparables, muchos visitantes detestan tener que irse. Es recomendable que los visitantes dispongan de tiempo suficiente para disfrutar de los varios miles de años de creatividad humana exhibidos en este museo. Después de finalizar la dinastía Qing, la Ciudad Prohibida fue convertida en museo, en octubre del año 1925.

    Top