• +86 773 2303067


El Gran Canal y el fin de la dinastía Sui

    El famoso canal que conecta Beijing y Hangzhou es el canal más largo construido por el hombre en el mundo. Se extiende por 1.794 kilómetros, y ha sido de importancia en unir tanto las economías como las culturas del norte y del sur de China. Pasa a través de seis provincias y municipios:
    Beijing, Hebei, Tianjin, Shandong, Jiangsu y Zhejiang, y conecta cinco grandes sistemas fluviales: el río Amarillo, el río Huai, el río Yangtze, el río Qiantang y el propio canal.

    La construcción del Canal Jing-Hang, como se le conoce en el idioma chino, comenzó en el año 486, a.C.. Las aguas fueron finalmente conectadas de un extremo al otro en 1293, lo que significa que los trabajos se extendiehistoria ron durante un período de 1.779 años. En el transcurso de esos años, el canal pasó por tres grandes etapas de construcción y renovación.

    La primera fue durante el siglo V, a.C., al final del Período de Primavera y Otoño. Entonces, el gobernante del estado de Wu, al sur del río Yangtze, estaba tratando de convertirse en el señor de la guerra en los Llanos Centrales, y necesitaba una ruta para los suministros logísticos de sus ejércitos. Él movilizó la mano de obra para construir el canal desde lo que hoy es Yangzhou hacia el noreste, pasando por el lago de Sheyang, a Huai-an, y entrando al Río Huai. El agua del río Yangtze fue desviada al Río Huai, y ese tramo de 170 kilómetros se convirtió en la primera sección del canal.
    La segunda etapa fue al principio del siglo VII, cuando la dinastía Sui (581-618) reunificó el país. Este período se convirtió en el más importante de la construcción del canal. El segundo emperador de los Sui decidió mudar la capital a Luoyang, con el propósito de facilitar el control sobre las vastas áreas al sur del río Yangtze. Para permitir el transporte a Luoyang de la rica producción del delta del Yangtze, él ordenó la extensión del canal existente. Se dice, que también quería proporcionar algún disfrute estético a las personas de la rica y populosa zona alrededor de Yangzhou que navegaban desde Luoyang hasta Yangzhou. En el año 605, él mandó abrir un canal de más de 1.000 kilómetros que se extendía desde Luoyang a Qingjiang en la provincia de Jiangsu, un lugar que ahora se conoce como Huaiyin. El agua fue desviada desde el río Amarillo, su ruta torcida hacia el sureste, entonces confluyendo con las aguas de los ríos Luo, Amarillo y del Huai. Esto fue conocido como el Canal Yongji. En 608, él ordenó que el canal se extendiera otros 1.000 kilómetros hacia el norte, hasta un lugar al suroeste de la actual Beijing. Esta sección se conoció entonces como el Canal Tongji. En 610, él ordenó nuevamente que se abriera una sección de 400 kilómetros desde Zhenjiang, en la provincia de Jiangsu, hasta Hangzhou, en la provincia de Zhejiang. Esta sección se llamó entonces el Canal Jiangnan (canal "al sur del río"). En esa época, Hangzhou era el puerto más importante para el comercio exterior en China. El Canal Han'gou también fue reconstruido. Un canal que se extendía 1.700 kilómetros y enlazaba Hangzhou y Luoyang estaba terminado, lo que permitiría el paso de barcos para el transporte de bienes.

    La dinastía Sui había unificado China tras el largo período de gobierno fragmentado que se conoce como los Tres Reinos: los dos Jins y las dinastías del norte y del sur. La reunificación brindaba oportunidades para el desarrollo económico y social, y el período inicial de los Sui efectivamente vio tremendos avances. El libro Cien personas que han cambiado el destino de la humanidad incluye a Wendi (su nombre: Yang Jian), emperador de los sui, como uno de los hombres más grandes de la historia.

    El sucesor de Yang Jian, Sui Yangdi (su nombre: Yang Guang), rápidamente revertió esa situación con campañas militares anuales y un gobierno despótico que despreciaba el bienestar de la gente. No solo perdió territorio, sino que él también perdió la cabeza. No obstante, el canal que él contribuyó a reparar y mantener constituyó un rico legado para las generaciones posteriores. El canal era muy importante para la unificación del país, el desarrollo económico, el crecimiento de ciudades a su paso, la facilidad para el transporte de bienes y el enriquecimiento del intercambio cultural. Como resultado, el Gran Canal se convirtió en una arteria vital de China, entre el norte y el sur.

    La tercera etapa de la construcción del canal vino después de que la dinastía Yuan, gobernada por los mogoles (1271-1368), estableció su capital en Beijing, en el siglo XIII. Para conectar el norte y el sur directamente, sin tener que desviarse por la vía de Luoyang, la dinastía Yuan invirtió diez años en cavar secciones entre los ríos Luozhou y Huitong. Eso entonces unía los sistemas naturales de ríos y lagos entre Tianjin y Qingjiang de Jiangsu. Hacia el sur de Qingjiang, el canal empataba con todas las anteriores construcciones hasta Hangzhou. La sección original del canal entre Beijing y Tianjin había sido abandonada, de manera que un nuevo "Canal Tonghui" fue reconstruido. Después de esto, el nuevo Canal Jing-Hang era más corto que el original por más de 900 kilómetros.

    En el año 2006, China comenzó la solicitud de Patrimonio de la Humanidad para el Canal Jing- Han. Al anunciar ese proyecto, el gobierno señalaba: "El Canal Jing-Han es una manifestación de la superioridad de nuestro país sobre el resto del mundo en ingeniería fluvial y transporte, y nos ha sido transmitido como una rica herencia. Él ha nutrido el desarrollo de muchas ciudades famosas, ha servido de fundamento para la riqueza cultural, ha impulsado todo tipo de intercambio de información acerca de las condiciones políticas, económicas, culturales y sociales de nuestro país.
    El Gran Canal, junto con la Gran Muralla, son el símbolo del alto nivel de la cultura china en sí misma. Proteger el canal tiene un enorme significado en la transmisión de la civilización humana y la armoniosa integración de la sociedad".
    Aunque dotado de enorme capacidad, Yangdi, el emperador Sui (569-618), eventualmente no pudo contener sus propios alocados deseos, y pagó un alto precio por su rapaz gobierno. Él era el segundo hijo de Sui Wendi, y había tomado el trono en el 604, gobernando como uno de los más despiadados gobernantes de China. Cuando decidió mudar la capital a Luoyang, él reclutó una fuerza laboral de dos millones de hombres para construir la ciudad. Al oeste de Luoyang, construyó el Jardín occidental -un impresionante lugar con sus torres y pabellones dispuestos en un área de más de 200 mu. Él usaba el jardín para su esparcimiento y entretenimiento, paseando a caballo con varios miles de mujeres de la corte para ver sus paisajes, disfrutando de banquetes, llevando una vida disoluta. Se dice que en la construcción del Gran Canal él había utilizado 150 millones de obreros, muchos de los cuales habían muerto de agotamiento. Una vez, que encontró que un tramo era poco profundo, furioso, ordeno que 50.000 oficiales y obreros fueran enterrados vivos.

    Desde Agosto del año 605, el pasó por el canal hasta Jiangdu en tres ocasiones, en viajes de inspección. Él iba en un barco dragón de 200 pies de largo, 45 de ancho y tres pisos de alto. Las concubinas, los oficiales, los eunucos y los monjes lo acompañaban en otros miles de barcos: se dice que su séquito se había extendido unos 200 li. Solamente en remolcar los barcos, estaban empleados 8.000 hombres. Ejércitos a caballo patrullaban las orillas a cada lado del canal para proteger la comitiva. Los pobladores de las inmediaciones eran forzados a contribuir con comida y bebida para la ciudad flotante.

    Yang Guang comenzó tres guerras contra Corea. Los carpinteros armadores de barcos trabajaban día y noche para terminarlos, y se dice que tres o cuatro de cada diez morían. La armada y el ejército de Sui atacaron Corea por dos frentes, pero cada uno de los tres intentos fue repelido y terminó en derrota. Las ricas reservas acumuladas durante el período de Sui Wendi fueron agotadas. Los campos empezaron a quedar desnudos, un seco paisaje cubría la tierra, y los agricultores no tenían qué comer excepto hojas y cortezas. En el 611, se desató una revuelta campesina. Sin embargo, Yang Guang continuó llevando una vida disoluta. En el 618, el general del flanco derecho Yuwen Huaji asaltó el palacio y estranguló al emperador, después de lo cual la dinastía Sui fue destruida. En total, había durado 38 años y había sido gobernada por dos hombres.

    Top