• +86 773 2303067


La cesión y devolución de Hong Kong

    Hong Kong fue cedida a Gran Bretaña en el año 1842, y devuelta a China en 1997. China había experimentado su caída y su recuperación durante los 145 años que duró Hong Kong como colonia británica.
    Hong Kong es un distrito administrativo único en el sur de China. Está ubicado en la costa del Mar del sur de China, al este del estuario del río Perla, y al sur de Dhenzhen. Comprende tres partes: la isla de Hong Kong, Kowloon, y el Nuevo Territorio. El área de Hong Kong es de 1.095 kilómetros cuadrados, y su población es de 6.900.000.

    Gran Bretaña inició la Guerra del Opio con China en el año 1840, y obligó a China a firmar el Tratado de Nanjing en 1842, por el cual consentía en ceder la isla de Hong Kong a la Gran Bretaña de manera permanente. En 1860, la Gran Bretaña forzó a China a firmar el Tratado de Beijing y cederle permanentemente la parte sur de la península de Kowloon. En 1898, China fue forzada nuevamente por Gran Bretaña a firmar el Tratado de Expansión de las Fronteras de Hong Kong, y ésta se apoderó de la parte norte de la península de Kowloon, que fue llamado el Nuevo Territorio. El arrendamiento era por 99 años, hasta el 30 de junio de 1997. El pueblo chino ha luchado constantemente en contra de esos tres injustos tratados mencionados anteriormente. Entre 1982 y 1984, los gobiernos de China y de Gran Bretaña sostuvieron una serie de negociaciones, y firmaron la Declaración sobre Hong Kong. La declaración establecía que el gobierno chino asumiría su soberanía sobre Hong Kong en el año 1997. El 1 de julio de 1997, Gran Bretaña le devolvió Hong Kong a China. El gobierno chino llevó a cabo políticas como la de "dos sistemas en una sola nación", y la de "Hong Kong gobernado por su propia gente". Se aprobó la ley sobre Hong Kong como un Distrito Especial. Excepto en los asuntos diplomáticos y de defensa nacional, Hong Kong es administrado por su propio gobierno. El régimen, el estilo de vida y las leyes de Hong Kong se mantienen sin alteración.

    Hong Kong es un puerto libre, y se ha transformado en uno de los más importantes centros de comercio, de finanzas, marítimo, de turismo y de información, del Pacífico y del mundo. Las exportaciones y sistemas mecanizados de textiles, artículos de vestir, productos electrónicos, relojería y plásticos marcan tendencia y se han convertido en las actividades más importantes.
    Hay universidades famosas como la Universidad de Hong Kong, la Universidad China de Hong Kong, y la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong. Los lugares turísticos incluyen zonas comerciales como Causeway Bay, Sheung Wan, Central, Mong Kok, Tsim Sha Tsui y famosos parques temáticos como el Parque del Océano, el Gran Buda, la Villa de la dinastía Sung, etc. Hong Kong se merece el nombre de la Perla Oriental. Su producto bruto es el segundo de Asia, detrás de Japón. Es una sociedad competitiva y libre, de Asia y del mundo. Diez años después de su devolución a China, Hong Kong se va acercando económicamente cada vez más a China continental, y está llegando a ser aún más próspera. Hong Kong superó la crisis financiera de Asia. La vida social ha sido estable. Su posición en el mundo se ha fortalecido.

    La Guerra del Opio empujó a China a una condición de colonia e inició su decadencia desde entonces. Con su poderosa flota y sus armas, Gran Bretaña destruyó la frágil línea de defensa detrás de la costa sureste del Imperio Qing, y derrotó a los ejércitos de Qing en su avance hasta Nanjing. El emperador Daoguang fue obligado a suscribir el Tratado de Nanjing. Otras potencias mundiales se aprovecharon y amenazaron a China para que firmara otros tratados igualmente injustos, cediera más territo- rios, pagara mayores indemnizaciones, etc. China cayó en un período colonial. La ocupación británica de China durante más de 100 años fue una era oscura en la historia de China, y también una época de resistencia y de salvación para el pueblo chino. Mientras la invasión imperialista aumentaba, algunos hechos desastrosos se sucedieron uno tras otro: la invasión de fuerzas aliadas británicas y francesas, la guerra entre China y Francia, la invasión de tropas aliadas de ocho potencias, la Guerra de Jiawu entre China y Japón, la Masacre del 30-5, el Incidente del 18-9, el Incidente del 7-7, etc. Mientras tanto, el pueblo chino buscaba luchar por una nación unida e independiente bajo el liderazgo de las élites. El Incidente del Opio en Humen por Lin Zexu, el Movimiento Occidentalista, la Reforma Política de Wuxu, la Gran Revolución, la Guerra contra la Invasión Japonesa, la Guerra de Liberación y la fundación de la República Popular China, fueron eventos significativos. Eventualmente, el pueblo chino alcanzó su independencia nacional.

    El triunfo en la Guerra contra la Invasión Japonesa, la fundación de la República Popular China, y la Política de Apertura y Reforma defendida por Deng Xiaoping son los tres eventos clave del siglo XX que indican el renacimiento de China. Como parte de la guerra anti-facista en todo el mundo, la resistencia china a la invasión japonesa comenzó antes que las guerras europeas (entre el 7 de Julio de 1937 y el 3 de septiembre de 1945). Durante los ocho años de guerra, más de 35 millones de soldados y civiles chinos murieron, y las pérdidas económicas fueron de más de un billón de dólares. El triunfo en la guerra contra Japón fue la primera victoria de las batallas contra las agresiones en la historia moderna china. Taiwán, que había sido colonizada por Japón hacía medio siglo, fue recuperada eventualmente. China reapareció en el escenario mundial como una nación triunfante que contribuyó significativamente y ganó una posición prestigiosa como miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El gobierno chino quiso aprovechar esa oportunidad para recuperar Hong Kong, pero fracasó debido a su limitado poder nacional. Gran Bretaña se encargó de Hong Kong después de tres años de ocupación japonesa.
    En 1946, se declaró la guerra civil, conocida en China como la Guerra de Liberación. Dirigido por el Partido Comunista, el Ejército de Liberación Popular venció al ejército de Kuomintang. El gobierno de Kuomintang colapsó y el grupo de Chiang Kai-sheck se retiró a Taiwán. El 1 de octubre de 1949, Mao Zedong proclamó la instauración de la República Popular China, en la Puerta de Tian'anmen. Así, China rompía completamente con la pesadilla del imperialismo y lograba su independencia y liberación. Después de un siglo de invasiones y guerras, la nueva China está llevando a cabo la resurrección de la economía nacional.
    La Revolución Cultural comenzó en el año 1966, generando una década de disturbios. La economía, la política y la cultura chinas sufrieron tremenda perturbación, destrucción y daños. Desde el año 1978, Deng Xiaoping condujo a esta antigua y joven nación a una era de apertura y reforma con gran éxito. Él también fue llamado "el principal diseñador de la política de apertura y reforma". Deng propuso la idea de "una nación, dos sistemas" para resolver los problemas de Hong Kong, Macao y Taiwán. Este es un novedoso modo de llevar a cabo pacíficamente la unificación de China. Deng dirigió la negociación con Gran Bretaña para la devolución de Hong Kong. Ambas partes estuvieron de acuerdo en la devolución de la isla de Hong Kong, Kowloon y el Nuevo Territorio el 1 de julio de 1997. Después de la devolución de Hong Kong, Macao, que había sido colonia portuguesa durante más de 400 años, también fue devuelta a China el 20 de diciembre de 1999, y se convirtió en una región administrativa especial.

    Durante este período, la productividad de China se ha desarrollado rápidamente. El nivel de vida de la población ha mejorado un gran trecho. China ha experimentado cambios profundos. Actualmente el producto bruto chino ha subido al cuarto lugar, el comercio exterior se ha situado en el tercer lugar, y el intercambio con el extranjero se ha convertido en el número uno del mundo.
    China ha logrado vuelos espaciales, y ha construido grandes proyectos, tales como: el ferrocarril Qinghai-Tibet, el transporte de gas del oeste al este, la Presa de las Tres Gargantas, etc. La exitosa celebración de los Juegos Olímpicos del 2008 inspiró gran entusiasmo en el pueblo chino y enalteció la influencia china en el mundo.
    El 1 de julio de 2007, Hong Kong celebró el décimo aniversario de su devolución. La política de "una nación, dos sistemas" demostró ser exitosa.

    Top