• +86 773 2303067


Confucio y su tierra natal: Qufu de Shandong

    Confucio se ha convertido en un símbolo y representación de la cultura chinaDurante el Período de Primavera y Otoño (770-476 a.C.) y el Período de los Reinos Combatientes (475-221 a.C.), la filosofía y la cultura se desarrollaron a un alto nivel en China.
    Varias escuelas del pensamiento aparecieron, y se llevaron a cabo libres discusiones y competencias. Más tarde se les llamó "las cien escuelas del pensamiento". Entre ellas se incluían: La Escuela de Confucio (o confucianismo), representada por Confucio, Mencio, y Xunzi; la Escuela Taoísta, representada por Laozi y Zhuangzi; la Escuela Mohista, representada por Mozi; la Escuela de los Legalistas, representada por Han Fei y Shang Yang; la Escuela de los Lógicos; representada por Gongsun Long y Hui Shi; la Escuela Yin-Yang, representada por Zou Yan; la Escuela de los Estrategas Políticos, representada por Su Qin y Zhang Yi; etc. Confucio y su escuela tuvieron el mayor impacto en la historia china.

    Confucio promovía el espíritu de "educación para todos"Confucio fue un filósofo, político, educador y el fundador de la escuela del pensamiento que lleva su nombre, durante los últimos años del Período de Primavera y Otoño. Está considerado un gigante de rango mundial, a la par de Jesús, Sócrates, el Profeta Mahoma, y Buda. Confucio nació en el estado de Lu (hoy Qufu, en la provincia de Shangdong). A los 30 años, tomó discípulos para esparcir sus doctrinas e ideas. A los 31, asumió el cargo de fiscal general en Lu. Más tarde, renunció y recorrió Wei, Song, Cao, Chen, Cai, y otros estados con docenas de sus discípulos. Su objetivo, aunque en vano, era el de persuadir a los monarcas con sus ideas políticas. Durante catorce años había deambulado de un lugar a otro, padeciendo dificultades, malos entendidos y desengaños. Regresó a su propio país en sus últimos años, dedicándose principalmente a la educación y la compilación de literatura. Él compiló el Libro de los Cantos, Shang Shu (el Libro de la Antigüedad), y editó la primera crónica histórica de China: Primavera y otoño. Confucio promovía el espíritu de "educación para todos", buscando llevar sabiduría, ideas y lecciones morales a los hijos de la gente común. Sus discípulos sobrepasaban de tres mil, entre los cuales 72 se distinguieron, incluyendo Zilu, Yan Hui, Zeng Shen, Zigong, etc. Lo esencial de la filosofía de Confucio es Ren, que significa amor, tolerancia, honestidad, integridad y responsabilidad. Su filosofía es a la vez profunda y modesta. Sus discípulos habían recogido y compilado sus palabras y hechos en los Analectas, que se convirtió para los chinos en la obra más importante entre los "cuatro clásicos".

    Durante el tiempo que vivió Confucio, China se dividió en docenas de estados independientes. Aunque todos consideraban nominalmente al rey de Zhou como el monarca supremo, ellos eran entidades políticamente independientes. Los estados no sólo tenían intercambios y competencias entre ellos, sino que también se hacía la guerra y se anexaban territorios. La gente sufría por la pena de las guerras constantes. El Período de Primavera y Otoño comenzó cuando el rey Ping mudó la capital al este de Luoyang. El poder real empezó a declinar a partir de ese momento. Los estados competían por su dominación. Las anexiones eran frecuentes y el orden político estaba destrozado.

    El Período de Primavera y Otoño se llamó así por la compilación histórica hecha por Confucio con ese nombre. Confucio compiló y editó en Primavera y otoño el trabajo de los historiadores de Lu que registraba el período entre 722 y 481, a.C.. Es la más temprana cronología histórica de China. A simple vista, Primavera y Otoño es una crónica histórica objetiva, sin comentarios, sin embargo, las palabras implican valoraciones y falsificaciones, en lo que ha sido llamado el estilo Primavera y otoño. Hay tres trabajos que interpretan esa obra, y son: Primavera y Otoño de Zuo, Primavera y Otoño de Gongyang, y Primavera y otoño de Guliang. El Período de Primavera y Otoño se refiere a los cientos de años registrados por Confucio en Primavera y otoño.

    Durante ese período de tiempo, la economía se desarrolló y floreció la cultura. Había una relativa libertad de pensamiento. Aparecieron las escuelas del pensamiento y debatieron activamente sus ideas. El orden y normas de la esclavitud estaban en decadencia. Fue una época de guerras y caos. Confucio buscaba restaurar la armonía del Zhou occidental (1046-771 a.C.), en el cual se mantuvo un rígido sistema de regulaciones y normas. Confucio promovía ese sistema y encontraba que las motivaciones egoístas y el ansia de poder de la gente, especialmente de los reyes, eran su mayor obstáculo y la causa de la destrucción de aquel sistema. Así que él convocaba al autocontrol y proponía la restauración del destrozado sistema. Para lograr ese objetivo, uno debe dominar su conducta y ocuparse en ser benevolente. Él proclamaba la obediencia en las relaciones entre el rey y el súbdito, y entre el padre y el hijo. Reclamaba que los gobiernos se debían ocupar de su gente y no generar conflictos; que la gente obedecieran las leyes y regulaciones, fueran responsables en su trabajo y su posición, y vivieran en armonía. El centro de la filosofía de Confucio es "la benevolencia", lo que indica su profundo entendimiento de la humanidad.

    La doctrina de Confucio se esparció ampliamente, y su escuela paulatinamente sentó las bases de los Analectos. Sus ideas han tenido profunda influencia y han servido de principal base política en la clase gobernante, y constituido el sistema de creencias más poderoso en China durante dos mil años. El Primer Ministro Zhao Pu, de la dinastía Song del norte (960-1127), dijo una vez que la mitad del contenido de los Analectos es suficiente referencia como guía para un gobernante en el gobierno del país.

    Confucio se ha convertido en un símbolo y representación de la cultura china. A medida que los valores occidentales atraviesan duras pruebas, y el balance entre lo humanitario y los beneficios materiales está seriamente amenazado, el espíritu de Confucio y las filosofías orientales traen esperanza y posibilidades al mundo con su tolerancia, benevolencia, integridad, responsabilidad, orden y armonía.

    Durante su vida, Confucio jamás imaginó que sus ideas tendrían un impacto tan profundo en la vida política, social y cultural de China. Todos los emperadores de las siguientes dinastías le rindieron homenaje y depositaron en él grandes honores y privilegios de santo. El excesivo homenaje parece inconsistente con la vida difícil que Con- fucio llevó, y sus cualidades de modestia y diligencia. Sin embargo, esto contribuyó a la persistente expansión de sus ideas. Qufu de Shandong es la tierra natal de Confucio. Su templo, la sede familiar, y los bosques han sido registrados como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Cuando uno entra en Qufu, se percibe historia y cultura en el aire. Aquí todo tiene el sabor del espíritu de Confucio.

    El Templo de Confucio está ubicado en la ciudad de Qufu. La estructura arquitectónica es grandiosa y maravillosa, y es un lugar de dar culto al santo. Por 2.400 años, el culto a Confucio nunca ha sido interrumpido. El templo también es el conjunto arquitectónico más antiguo que todavía existe en China. Hay nueve patios interconectados, 54 casetas de entrada, y 13 quioscos de pilares imperiales. La pieza de arquitectura más importante en el Templo de Confucio es el Palacio Dacheng, el cual es el principal lugar de culto. El palacio es grandioso y estilísticamente decorado con pilares esculpidos en forma de dragón. La estatua de Confucio está situada en el centro. A ambos lados hay estatuas de los sucesores: Zengzi, Yanzi, Zisi y Mencius, y doce discípulos importantes. Hay un quiosco cuadrado con un altar albaricoque frente al palacio. Se dice que Confucio acostumbraba enseñar en ese lugar, y que el árbol gigante fue plantado originalmente por Confucio.
    La Sede Familiar de Confucio está al este del templo. Es donde los descendientes de Confucio residían y el segundo conjunto arquitectónico más grande de China, después de la Ciudad Prohibida. La Sede tiene un área de 243 acres, y fue construida en tres secciones: la central, la este y la oeste. La sección este es el templo familiar. La sección oeste es la escuela. La sección central es un motivo arquitectónico.

    El Bosque de Confucio es la ciudad de los difuntos de la familia. Está situado al norte de Qufu, y tiene un área de 3.000 acres. Los antiguos árboles y pilares conmemorativos forman un bosque que produce en los visitantes sentimientos sublimes y de profunda estima.

    Top