• +86 773 2303067


Viaje a Xitang, un mundo de agua sereno

    Pueblo de Agua Xitang

    Xitang está situada en Jiaxing, provincia de Zhejiang, entre Shanghai y llang zhou. A pesar de su pequeño tamaño, esta antigua población posee una larga historia. Fue fundada durante el periodo de las Primaveras y Otoños (770-476 a. C.), en la frontera entre los reinos Wu y Yue. La distribución actual ya existía antes de la dinastía Song (960-1279), y el famoso puente Wangxian es un legado de los Song. En las dinastías Ming y Qing, Xitang se convirtió en un famoso núcleo comercial conocido en todo el país donde se podían encontrar productos agrarios, sedas y cerámicas, procedentes de las regiones aledañas.

    Las viviendas de Xitang se construyen junto al agua: "Las familias viven entre las brumas del agua, los puentes se arquean sobre los ríos, los caminantes atraviesan los puentes, las barcas cruzan por debajo; las tiendas se yerguen en sus cabeceras y sus reflejos se mecen en el agua". Así es como los lugareños describen su pueblo. Un recién llegado que atraviese la ciudad sentirá que se sumerge inmediatamente en una pintura paisajista, embriagadoramente realista.

    Xitang está situada a las orillas del lago Taihu, y es atravesada por el Gran Canal. Existen nueve ríos serpenteantes que se cruzan en ocho puntos en la ciudad. Cada casa está frente a un río, lo mismo que las tiendas. En lugar de caminar por las calles y los callejones, la población de Xitang rema en sus pequeñas barcas por estos ríos para ir de un lugar a otro. Los sauces llorones y las flores de colores crecen junto a las orillas, y bandadas de pájaros y gansos blancos juegan en el agua cubierta de plantas flotantes. Varios cientos de puentes antiguos de diferentes formas y tamaños se arquean sobre las aguas como si fueran lunas crecientes, de los cuales, los más famosos son el Wufu, el Wolong, el Huanxiu y el Songzilaifeng. Caminar por ellos es como hacerlo por calles de los cielos.

    Una de las características de las casas de Xitang es su reclusión y serenidad. Dado que hay poca tierra, los lugareños son muy cuidadosos a la hora de construir sus casas y calles. Sus calles, que superan el centenar, miden menos de un metro de ancho, pero más de cien metros de largo. Cuando se mira hacia adelan te desde una de ellas, sólo se ve una línea de cielo sobre la cabeza; al caminal sobre su pavimento, se oye el eco de los propios pasos, lo que provoca una intensa sensación de misterio y reclusión. Su calle más famosa es la calle Piel de Piedra, llamada así porque está cubierta por diminutos y finos trocitos de piedra. En ella encontramos sus dos edificios más famosos, el Pabellón Zhongfu y el Pabellón Zunwen.

    La serenidad y reclusión de Xitang se refleja también en la profundidad de las casas, un ideal estético chino en la construcción de una mansión, como prueba el verso: "¿Qué profundidad tiene esa residencia?" Muchas familias ricas constru yen residencias con varios patios en una fila; y aunque lo más normal son casas con tres patios, existen mansiones que tienen hasta cinco o siete patios.

    El pabellón Zhongfu, antes mencionado, posee siete patios: el primero es el sa lón de entrada con altas puertas, vigas talladas y cumbreras pintadas; el segundo está destinado para dejar las sillas de mano; el tercero es el principal, llamado Salón Zhongfu; el cuarto, es el espacio para las flores; el quinto, para las habita ciones; y el sexto y el séptimo, respectivamente, para el granero y aparejos. Con un jardín al final, esta residencia tiene más de cien metros de largo. Es un estilo arquitectónico que explora hasta el extremo la esencia de la profundidad.

    Corredor Cubierto

    El corredor cubierto es el paisaje más conocido en Xitang. También es la característica más distintiva que este pueblo histórico ofrece en comparación con otros pueblos de agua. Compuesto de varias secciones, el corredor cubierto entero es más de 1.000 metros (aproximadamente 1094 yardas) de largo, atrayendo a visitantes de todo el mundo con su encanto particular. En su mayoría, ess construido a lo largo de la ribera con tejido de tejas, proporcionando refugio a personas para evitar la lluvia o el sol caliente. Así, mientras camina en Xitang, puede nunca ser quemado por el sol y empapado por la lluvia. La sección del corredor más elegante es sus dibujos decorativos tallados, que son elogiados por los turistas como la altura de la perfección artística. Las sofás-camas con respaldo alto están situadas al un lado del corredor cubierto, a lo largo del río, donde pueden descansar transeúntes. Paseando por el corredor, viendo los barcos en el río, se sentirá como si estuviera en la meditación del pasado.

    Callejones

    Excepto el corredor cubierto los callejones son otra área llamativo en el Pueblo de Agua Xitang. Hay muchos callejones aquí, largos y cortos, anchos y estrechos. Algunos son oscuros todo el año; algunos son simplemente el alcantarillado de dos familias; la mayoría de ellos eran la arteria principal del pueblo en el pasado. Entre todos los callejones diferentes, el más estrecho tiene ancho de 80 cm (alrededor de 31 pulgadas) y proporciona espacio para sólo una persona que pueda pasar a la vez. Los callejones son parecidos a cuerdas que conectan todo el pueblo como una red orgánica y no importa desde qué punto empieza, usted puede encontrar cualquier otro lugar en el pueblo.¿Es increíble?

    Puentes

    Los puentes al sur de los tramos inferiores del Río Yangtze son parecidos al hipervínculo a Internet. Son indispensables no sólo para comodidad, sino también para belleza. Vías navegables se entrelazan en Xitang, así que no es sorprendente que muchos puentes cruzan sobre los ríos. Aquí las formas creativas de puentes son muy diferentes entre sí. Además, leyendas hermosas acerca de estos puentes todavía se divulgan entre la gente. La artesanía de estos puentes bien conservados es tan magistrales que se regalan sus ojos. Los puentes exquisitos están salpican en los ríos espejado uno tras otro, como una salta de diamantes brillantes en el cuello del pueblo antiguo.

    Casas

    En el pueblo antiguo de Xitang, la gente que vive allí no son ricos, así no casas más modernas se han construido allí. Quizás sea una de las razones por qué las construcciones antiguas se conservan en conjunto casi sin daños. En esas casas arcaicas, además de la cultura y el valor de las casas, también hay exhibiciones de reliquias culturales o tallados en madera o teja de alero coleccionados por el dueño de casa. Hasta el día de hoy hay exposiciones de los antiguos libros raros de los propietarios, transmitidos de generación en generación o calcos de una inscripción en piedra de un calígrafo famoso.

    En los techos de algunas casas antiguas en el pueblo de Xitang, la hierba es más o menos un chi (alrededor de 13 pulgadas) de altura. Se dice que el espíritu del ex dueño de la casa se une a la hierba, para hacer la casa florecer y orar la paz y la permanencia de la casa, así como la prosperidad de todo el pueblo.

    Top