• +86 773 2303067


Blancos muros y tejas negras, viaje a Anhui

    Al sur de la provincia de Anhui, los complejos residenciales civiles, con sus blan eos muros y tejas negras, salpican los verdes campos y las montañas lozanas. Aclamados como vivos museos de arte populares, estas residencias son la mejor expresión de los pueblos y viviendas del sur de curso bajo del río Yangtsé. Puede que, a primera vista, no parezcan demasiado interesantes, pero una vez que entran en ellos, se experimenta la particular belleza de su simplicidad y pureza, que puede resumirse con este mundo en blanco y negro. Sus perfiles se dibujan sua vemente contra el fondo de las verdes montañas y las aguas cristalinas; las arenas blancas de las isletas de los ríos se extienden en la distancia entremezclándose con el verde; con la sombra de las montañas envueltas en nubes que aparecen en la lejanía, todo el conjunto parece un mundo idílico y evanescente.

    Las residencias tradicionales que se han conservado hoy al sur de la provincia de Anhui, fueron construidas todas durante las dinastías Ming (1368-1644) y Qing (1616-1911), y todas ellas son muestra de una cuidada atención a su estilo arqui tectónico único, con su estricto delineamiento y una abundancia de tallas. Existen actualmente 45 antiguas poblaciones bien preservadas, así como un gran número de casas antiguas en más de 7.000 lugares. Las residencias de Xidi, Hongcun y Chengkan se unen para formar un vasto museo de artes populares al estilo de Huizhou.

    Xidi, aclamada como la población más temprana con viviendas de estilo I luizhou, es una antigua comunidad construida por la familia Hu. Uno de los edificios más importantes es el Pabellón Lufu, construido en 1691, dotado de unas tallas muy refinadas. En su interior, los muebles son confortables, refinados y exquisitos. I I pabellón anima un intenso sabor al gusto de los letrados, como sugieren los pureados que cuelgan en sus paredes y que exhortan a estudiar duro, cultivar la piedad filial y trabajar con diligencia. Toda la atmósfera es clara señal de la visión confuciana del propietario.

    Es un enorme placer caminar por sus profundos y serenos callejones, pavimentados con piedras y flanqueados por gabletes blancos erectos, o las terminaciones de los muros en forma de cabeza de caballo, estructuras y características específicas de las residencias estilo Huizhou. Aquí los pueblos suelen albergar varias generaciones de familias que tienen el mismo apellido. Dado que la densidad de población es alta, y que la mayoría de las casas están construidas en madera, los gabletes se construyeron especialmente altos para evitar la propagación de los incendios que pudieran declararse. Los gabletes son mucho más altos que los muros de las casas, e irregulares en altura y, quizá por ello, evocan un sentido de movimiento semejante a si volaran. Este sentido de movimiento añade brillo a estos pueblos abarrotados y cerrados. Contemplándolos desde las alturas, se puede disfrutar de una vista panorámica de todo el pueblo: los gabletes altos se alzan en medio del aire dando una sensación poderosa de vitalidad.

    El Tianjing (Pozo del Cielo), o patio, es otra de las características de este tipo de residencias, que suelen consistir en dos patios, uno en la parte exterior de l¡i residencia y el otro en la interior. Es a éste último al que la población local le da el nombre de tianjing y puede servir para recoger agua y hacer acopio de energía vital (qi), por lo que, para la gente de Huizhou se ha convertido en el símbolo de la acumulación de la fortuna. Esa es la razón principal por la que las familias más acomodadas le otorgaban una gran importancia a la construcción del patio interior en la construcción de su residencia. El patio interior está formado por los muros y los ale ros de las estancias que los rodean, y tiene una forma similar a un embudo, sobre todo cuando la lluvia y la nieve fundida caen sobre él. Este patio interior es un refugio para los residentes, donde plantar flores, gozar de los peces en estanques y escuchar la lluvia.

    Un sistema hidráulico es muy importante en las áreas residenciales, y especial mente para estas residencias estilo Huizhou, que suelen estar construidas al pie de las montañas. A todas las viviendas les llega agua procedente de los serpenteantes manantiales nacidos en las altas montañas. El pueblo Hongcun, al que se le ha otorgado la distinción de Herencia cultural de la humanidad, es famoso por su especial sistema de distribución del agua. En él habitan varios cientos de familias, y la distribución se realiza a través de una canalización que emula a un buey en China, la agricultura y los bueyes están estrechamente relacionados : El agua fluye hacia abajo desde las montañas hasta el pueblo, y se distribuye por los arroyos que serpentean por debajo de los puentes de piedra hasta llegar a cada casa, y finalmente al Estanque de la Luna. Después se filtra, y el agua vuelve a fluir hacia el exterior del pueblo, hasta el Lago Sur, situado más abajo del pueblo. Los ano yos aquí simbolizan los intestinos de un buey, el estanque es su estómago y el lago su vientre. Es un diseño muy interesante para un sistema hidráulico.

    Top