• +86 773 2303067


Los uigures: Pequeños sombreros floreados que pasean por las montañas Tianshan

    La palabra «uigur» en chino significa «unidad», una descripción muy apropiada de la historia del pueblo uigur. Sus ancestros fueron tribus nómadas en la China del noroeste y de Asia Central. Hoy en día, el pueblo uigur vive en el oasis al sur de las Montañas Tianshan en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, con una población de alrededor de 8,39 millones de habitantes.

    Esta minoría étnica procedente de las regiones occidentales y de Asia Central tiene todas las características de un pueblo nómada. Son felices y sobresalen en el can- to y en la danza. Tan pronto como comienza la música de la dombra, un instrumento musical uigur, hombres y mujeres viejos y jóvenes formarán un círculo para bailar. Su famoso poema musical llamado «Doce muqams» (que significa 12 grandes canciones), posee un preludio, narración, música y danza. Dura todo el día representarlo desde el comienzo hasta el final, muestra la esencia del arte danzario y musical uigur. Las tristes melodías del Satar, un instrumento musical especial para esta pieza, y el canto desgarrador en la voz enronquecida de los artistas muqam, y los elegantes movimientos danzarios en las partes de «imitación» o «competencia», nadie deja de sentir la desoladora profundidad del desierto. Los uigures comparan los «Doce muqams» con un vino mágico o con una fascinante pintura. Al escucharla, los ancianos se sienten más fuertes y los enfermos que yacen sobre sus lechos de muerte se sienten en paz, con la certeza de que ascenderán al Cielo después de la muerte. Sin esta pieza, los casa- mientos pierden su emoción y el desierto es simplemente un espacio sin vida.

    Además de la música, el pueblo uigur tiene vestimentas majestuosas. Los hombres usan una larga toga llamada qia pan, una toga que da hasta las rodillas con largas mangas pero sin cuello ni botones. El cinturón de cintas que ellos usan es ancho y largo, puede servir de sostén a refrigerios y artículos personales. El cinturón es de uso ocasional salvo cuando se asiste a festividades o celebraciones, durante las cuales será reemplazado con cintas bordadas de colores brillantes. La camisa de los hombres es cerrada al frente y frecuentemente es blanca, negra o de colores oscuros. Las camisas de los jóvenes exhiben encajes floreados. En verano, usan, qia pan, blancas y finas mientras que en invierno usan unas revestidas con algodón de colores oscuros. Las mujeres uigures prefieren vestidos de colores vivos con mangas sueltas. El mejor material es una seda especial conocida como aidelis, considerada lo más hermoso del desierto solo superada por las flores abiertas. La seda tiene una historia de 2.000 años, hecha y teñida a mano a partir de los capullos, labor que requiere mucho esfuerzo y tiempo.

    Todos los uigures, hombres y mujeres, viejos y jóvenes, usan sombreros con delicados motivos de flores llamados duo pa, un importante símbolo que los distingue de otras nacionalidades. En una ceremonia religiosa, nadie deja su cabeza descubierta. No usar sombrero en el exterior es considerado blasfemo para el Cielo. Sombreros floreados decorados con encajes, perlas, oro o plata son prendas de uso popular y también constituyen hermosos obsequios para amigos y parientes.
    La comida uigur es muy conocida. Casi todos conocen sus famosas brochetas de carne ovina asada de casi un metro de largo. Si uno la prueba no olvidará su delicioso sabor. El espetón puede medir hasta 80 centímetros de largo, con grandes trozos de carne ovina distribuidos en una docena de ellos que se hornean al mismo tiempo dentro de un hoyo abierto en la tierra. Son crujientes, suaves, deliciosos y fragantes. El cordero asado completo -dorado, lustroso y crujiente en el exterior con un interior muy suave- es servido para honrar a los huéspedes.
    Sus tres comidas tienen la harina de trigo como ingrediente necesario.

    El nang, el arroz desgranado para comer con la mano y la masa de harina horneada con relleno de frutas son importantes platos. Ellos comen mucha carne, fundamentalmente de corderos y vacas. El nang hecho de harina de trigo o maíz en diferentes tamaños y espesor, cocido en hoyos abiertos en el suelo es su tarta nacional. Dorado y crocante, constituye una necesidad cotidiana que puede durar mucho más que otras comidas. La gente dice, «Ni un solo día puede pasar sin nang». Cuando el monje Tang Xuangzanf viajó hacia el oeste en busca de sutras budistas, cuenta la leyenda que el nang fue la comida que lo ayudó a cruzar el desierto de Gobi. Actualmente, en muchas ciudades de China, el nang está disponible en el mercado como un refrigerio popular.

    El arroz desgranado para comer a mano es motivo de orgullo para el pueblo uigur, llamado polur, cocido con arroz, carne de cordero, grasa de oveja, aceite vegetal, cebolla y zanahorias. Se tiende una sábana y todos los miembros de la familia se sientan cerca para compartir la comida. Tradicionalmente, se lavan las manos antes y después de la comida. No usan un cuenco para lavarse las manos, pero usan en cambio agua de una vasija para enjuagarse las manos tres veces, luego se las secan con toallas. El agua usada es colectada en un cuenco de bronce o de madera. Si tienen un invitado, este se sienta en la posición más importante. Después de la comida, los mayores de la familia realizan una simple ceremonia religiosa. Es descortés si los invitados se levantan y se van antes de que la anfitriona lave todos los platos.

    Además de eso, el pueblo uigur tiene muchos otros tipos de comidas deliciosas. Si alguna vez viajas hacia esta región, paseas por la Ruta de la Seda y disfrutas de los encantos de la vida uigur, no olvides degustar estas deliciosas comidas, te gustarán.

    Top