• +86 773 2303067


Los tu:La nacionalidad del arcoíris y sus canciones únicas

    La mayor parte del pueblo Tu, con alrededor de 240.000 individuos, reside en el condado autónomo Huzhu Tu, en los condados Datong y Minhe, al este de la provincia Qinghai, mientras que otros viven en Tongren, Ledu y Menyuan. Sus tierras se hallan al noreste de la altiplanicie de Qinghai- Tibet, una región carac- terizada por la presencia de tupidos bosques, v a s t o s pastizales y muchos ríos rodeados de un clima agradable, abundantes cultivos y frutos. Este hermoso entorno ha influido enormemente en ellos y ha propiciado el desarrollo de sus fabulosas aptitudes artísticas y culturales.

    En las áreas donde muchos tu residen, artistas que laboran para los monasterios o no, están dedicados a la pintura, escultura en barro o grabado en madera. Ellos realizan imágenes y frescos budistas o decoraciones en dinteles, vigas o extremos de columnas. Estos artistas se llaman Regong lasuo, y su arte se conoce como arte Regong. Muchos monasterios en la meseta Qinghai-Tibet exhiben sus obras. Muchas de sus pinturas están elaboradas en un estilo que se distingue por sus meticulosas pinceladas, colores suntuosos, típicos de la escuela budista tibetana. En los extremos de las columnas o vigas, se suelen hallar representaciones de prolíficas cosechas o animales domésticos de fuerte complexión. Son probablemente los artistas más famosos en cuanto a decoración de construcciones. En las esculturas budistas de barro de estas regiones podemos apreciar el resultado de los intentos de los artistas tu de incorporar rasgos religiosos han y tibetanos.

    La vestimenta de los tu es muy típica de su cultura y se puede distinguir con solo una mirada. La gente los conoce como una «nacionalidad multicolor». Los atuendos masculinos destacan por ser muy característicos, la ropa interior blanca con cuellos altos y bordados, solapas dobladas hacia dentro, y abrigos de mangas negras y recortadas, chalecos negros, pantalones azules holgados con cintas bordadas a la cintura. Algunos jóvenes prefieren usar bordados de imaginería en la parte delantera de sus abrigos. Algunos tu usan sombreros de fieltro inclinados hacia arriba en la parte frontal y en la de atrás. Las prendas de vestir femeninas varían mucho de una región a otra, pero todas sobresalen por sus vivos colores, algunas combinan cinco colores, otras siete. Sus cinturones de cintas son anchos y largos, con diseños bordados en ambos extremos. Usan chalecos negros y púrpuras sobre sus camisas, faldas largas y pantalones. Las jóvenes prefieren el rojo y sus faldas son multicolores, mientras que las de mediana edad prefieren el marrón, con aberturas al frente y atrás. Sus pantalones tienen dos colores encima y debajo de la rodilla. El color debajo de la rodilla representa su estatus marital. Una mujer soltera usa el rojo mientras que una casada usa el azul.

    Sus bordados se pueden ver en cuellos y mangas. A los jóvenes les gusta lucir una figura cuadrada bordada en la parte anterior de sus gabanes, diseño de tai ji o imágenes de la flor del ciruelo. Otro diseño auspicioso llamado «buena fortuna interminable» se aprecia a menudo en cinturones y cuellos. Casi todo exhibe motivos bordados -una funda de almohada, un ropón con forma de diamante que usan los bebés, petacas, bolsos. Si una joven tiene habilidades en el bordado, es bien vista por todos, y se considera una buena esposa en potencia.

    Las canciones folclóricas de los tu son de dos tipos: «canciones de familia» y «canciones salvajes». Las «canciones de familia» que incluyen odas o apologías, formatos de preguntas y respuestas maliciosas, baladas y cantos epitalámicos, mezclan melodías, frecuentemente en dos estrofas. Las apologías son melodiosas y suaves, en cambio las preguntas y respuestas maliciosas son cortas y sucintas, con una pausa al final de cada línea. Las «canciones salvajes» se conocen también como «canciones floridas (huaer)» su diversidad es de una docena o más tipologías. Sus «canciones floridas» tienen similitudes con las de Gansu, Qinghai y Ningxia, son todas vibrantes, de tonos agudos, y ritmos rápidos. La diferencia radica en que las canciones de los tu tienen mayor variación en la melodía y un registro más amplio.
    Sus «canciones floridas» poseen dos, dos y medio o tres estrofas completas, dos de ellas tienen un texto substancial mientras que las restantes constituyen estribillos de apoyo. Cada canción es repetida dos veces, y se le añade como remate una coda larguísima. Si tiene alguna vez la oportunidad de visitar su región, no desaproveche la posibilidad de escuchar esta forma musical única.

    Top