• +86 773 2303067


Los mongoles: El pueblo que anda a caballo

    mongoles:  anda a caballo

    El pueblo mongol era una de las tribus nómadas de las praderas del norte de China. A comienzos del siglo XIII, los mongoles liderados por Genghis Khan, unificaron todas las tribus que habitaban la meseta mongola, y formó así un grupo, la nacionalidad mongola. Hoy en día, los mongoles de China viven en la Región Autónoma de Mongolia Interior, así como en las regiones autónomas de Xinjiang, Qinghai, Gansu, Heilongjiang, Jilin y Liaoning -con 5,81 millones de personas en total.

    La antigua Meseta Mongola conecta las montañas de Changbai y el río Heilongjiang en el este, las montañas Tianshan y la cuenca de Tarim en el oeste, las vastas praderas siberianas en el norte y las montañas Yinshan en el sur. Geográficamente, la Meseta Mongola posee un clima seco de pradera. Como sucede en el norte de China que es alto, frío, seco y de frecuentes nevadas, la meseta no es idónea para la agricultura. Por esta razón, la cría de animales ha sido la base del pueblo mongol, el fundamento más sólido de su vida. Por cientos de años, los mongoles han tenido la costumbre nómada de migrar siguiendo el pasto y el agua, dejando sus huellas en muchos pastizales de la nación. Vivían enyurtas que podían ser fácilmente instaladas y desmontadas. Actualmente los mongoles viven en casas de ladrillo o barro, y el turismo de las praderas se ha convertido en una pasión.

    Naadam en mongol, significa diversión y juegos. Todos los meses de julio o agosto, se celebra un Festival Naadam en las praderas como una antigua costumbre, una competición deportiva de combate, tiro con arco y equitación. Estos días son muy ricos en actividades, y además de la celebración por una buena cosecha, el festival incorpora actividades comerciales.

    La lucha tradicional, eltiro con arco y la equitación se consideran todavía tres habilidades necesarias para los mongoles.

    La lucha es probablemente el deporte más popular y querido entre los mongoles. Después de que Genghis Khan se hiciera líder de todos los mongoles, hizo de la lucha el criterio para seleccionar a los generales. Para el mongol promedio la lucha es un importante evento en sus días festivos. El resultado de un combate no depende del peso del luchador. Según el estilo mongol, uno pierde si tres partes del cuerpo encima de la rodilla tocan el suelo al mismo tiempo. Los vencedores ganan títulos como «gigante» para quien venza a todos sus rivales durante dos años, u otros de menor rango como «león», «elefante» o «águila». En la historia, fue más que una competición deportiva, llegó a ser un método para escoger al yerno. Para los mongoles, la lucha es un deporte de fuerza, coraje y sabiduría.

    Los luchadores pueden viajar largas distancias hasta el festival Naadam. El campeón se granjea el respeto del pueblo y la admiración de las jóvenes. El certamen de lucha consiste en una serie de eliminaciones con solo una ronda entre dos luchadores. Los luchadores usan botas altas, chaquetas de cuero con púas metálicas decorativas, pantalones muy holgados y cintas de seda rojas, amarillas y azules alrededor de sus cuellos. Bajo el estruendoso aplauso de los espectadores, acechan con «ademanes de águila» por los alrededores de la palestra, luego con seguridad entonan un canto de guerra. El vencedor recibe un premio: una oveja, bolsas de té, o incluso un hermoso semental.

    Adoran igualmente las razas equinas. El pueblo mongol tiene la reputación de ser «una nacionalidad ecuestre ». Los caballos, una parte fundamental de sus vidas, son indispensables en todo lo que hacen, sea en la lucha, la caza, el pastoreo o en el comercio. Los mongoles aprenden a montar caballos cuando son muy jóvenes. Un elevado grado de habilidad en la equitación les abre paso en la vida. Gracias a sus magníficas razas equinas, pueden hacer gala de sus más primorosos ejemplares y alcanzar sorprendentes habilidades para la doma y las carreras de caballos. Los dos tipos de razas hípicas se distinguen por el galope o el trote. La última es solo para adultos con cualidades sofisticadas - apariencia hermosa, modo de andar estable y más rápido que los otros.

    Mientras que la raza galo-pante puede tener muchos ejemplares juveniles. La competencia es simple : el primero en terminar la carrera se ganará el premio y los elogios.

    Los arcos y las flechas, necesarios para la batalla y la caza, han sido adorados desde tiempos antiguos y representan la virilidad. El tiro con arco y la carrera de caballo con constituyen una parte importante del Festival Naadam. La competencia de tiro con arco tiene dos modalidades, tiro con arco de pie y tiro con arco sobre caballo; estas difieren en el alcance, en los modelos de flechas y arcos, en el peso y la altura así como en la fuerza de tiro. El tiro con arco sobre caballo se realiza en plena carrera. Valerosos mongoles, con vestiduras de mangas estrechas, doblan sus arcos para disparar mientras cabalgan sobre sus caballos. Algunas veces, varios arcos pueden ser disparados. Las proezas de estos excelentes tiradores son ovacionadas estrepitosamente por los espectadores.
    El pueblo mongol canta una tonada única llamada Urtiim duu (canción larga), una antigua forma característica de la cultura nómada y de la tradición local en las praderas donde viven. Cada línea de la canción tiene dos partes, improvisada por cantantes desde sus experiencias cotidianas y sus emociones e interpretada según ritmos diversos. La mayor parte de las letras de estas canciones tienen como tema principal la belleza de las praderas, los caballos finos, manadas de camellos, ovejas o bueyes, el cielo azul, las blancas nubes, los ríos y los lagos. Generalmente, el Urtiim duu cuenta con el acompañamiento de un instrumento de cuerdas mongol llamado ma tou qin (violín de cabeza de caballo). El Urtiim duu tiene poca letra pero una larguísima instrumentación, su música es melódica y expresiva. Es característico de esta forma musical que el cantante puede cantar en tonos altos y bajos al unísono, una técnica llamada hu mai. El Urtiim duu es visto como una reliquia viviente de la música folclórica mongola.

    Por cientos de años, el pueblo mongol ha cantado el Urtiim duu dedicado a la vida, a la Madre Naturaleza y a un futuro de prosperidad. Cuando se escuchan en las praderas el melodioso y expresivo Urtiim duu y el canto hu mai, ambos expresión del alma de la música mongola, se siente el especial encanto de los pastizales en sus más finos detalles.

    Top