• +86 773 2303067


La sabiduría de Sunzi más allá de cuestiones militares

    Ya en la dinastía Tang (618-907), Arte de la guerra de Sunzi fue exportado fuera de China. Un letrado japonés llamado Kibimakibi llevó el tratado a su país en 734 o 752. Desde allí, pasó a Corea en el siglo XV, durante la dinastía Choson. En el siglo XVII se publicaron en Japón más de 170 estudios sobre Arte de la guerra de Sunzi. En 1772, Jean-Joseph-Marie Amiot (1718-1793), un misionero jesuita francés, publicó en París la traducción francesa del libro; por aquel entonces Napoleón Bonaparte I (1769-1821) cumplía tres años de edad. La traducción rusa vio la luz en 1860, y posteriormente se realizarían traducciones al inglés, al alemán, al italiano, al checo, al vietnamita y al rumano.

    Tras la Segunda Guerra Mundial, entre los más famosos estrategas e intelectuales de diferentes países renació el interés por el tratado, como lo demuestra que Bernard Law Montgomery (1887-1976), mariscal de campo británico en dicha guerra, declarara que todas las academias militares del mundo deberían incluir Arte de la guerra de Sunzi como material obligatorio de sus cursos. Desde entonces no han cesado las traducciones y los trabajos de investigación sobre él.
    Mas la influencia de Arte de la guerra de Sunzi ha ido más allá del ámbito militar, y se ha difundido a muchos campos, incluyendo la economía, la política, la cultura y la diplomacia. Muchos consideran el tratado no sólo como un texto militar, sino como un escrito de filosofía de la estrategia, que sirve para que las estrategias militares se utilicen como métodos y principios generales en cualquier área de la vida social. En 2001, el libro se convirtió en un best-seller en la lista de ventas del distribuidor internacional online Amazon, en la categoría de humanidades. Un gran número de investigadores contemporáneos equiparan la universalidad de la sabiduría de Sunzi a la del propio Confucio.

    Top