• +86 773 2303067


Fabricación del papel

    En todo el período de la antigüedad, el papel fue vehículo de singular importancia para divulgar y conservar los orígenes de la civilización humana, en especial las investigaciones y los trabajos de pensadores, literatos, políticos, científicos e historiadores. Una buena parte de la civilización moderna se guarda en papel: libros, periódicos, cartas, cuentas y archivos.

    La escritura china ha atravesado por distintas etapas: al principio, se grababan caracteres en los huesos de animales y caparazones de tortuga. Luego, estos caracteres se tallaron sobre objetos de bronce. En los Períodos de Primavera y Otoño, y de los Estados Combatientes, los antepasados escribían sobre tablillas de madera, bambú y sobre seda. En comparación con los huesos y piezas de bronce, las tablillas de bambú y las telas eran más convenientes, porque se podían usar repetidamente, y las letras escritas en ellas podían corregirse.

    Sin embargo, ambos métodos comportaban limitantes. Las tablillas de bambú o madera pesan y ocupan mucho espacio. Para transportar un libro de ese tipo se necesitaba una carreta, e incluso varias. Hui Shi, célebre erudito del período de los Reinos Combatientes, llevaba en cada viaje cinco carretas con obras escritas en tablillas de bambú. De ahí nace el proverbio chino, según el cual "la amplitud de conocimientos llena cinco carretas", para describir a los sabios. Durante el reinado del Emperador Wudi de la Dinastía Han del Oeste, un funcionario le entregó un memorial inscrito en tablillas de bambú, el cual requirió de dos personas para transportarlo a la corte. El monarca necesitó de dos meses para leerlo. Por otro lado, debido al bajo nivel de las fuerzas productivas en ese entonces, las telas de seda tenían un precio elevado y no estaban al alcance del pueblo.

    El avance social exigía de un material más barato, ligero y conveniente para escribir. Bajo la dinastía Han del Oeste, entre los siglos II antes de nuestra era, y primero después de Cristo, los chinos aprendieron a fabricar el papel. Prueba de ello fue la pieza de fibras de ramio y cáñamo descubierta en 1957 en el distrito de Baiqiao, bajo la jurisdicción municipal de Xi'an, capital de la provincia de Shaanxi. En 1986, en la ciudad de Tianshui, de la provincia de Gansu, se descubrió un mapa antiguo de papel elaborado con fibras de seda, ramio y otras plantas. El papel antiguo era áspero, no tenía una buena calidad ni se adecuaba a la escritura. Por otro lado, los materiales para su confección eran difíciles de encontrar.

    En la dinastía Han del Este, el eunuco Cai Lun realizó una reforma revolucionaria en la fabricación del papel, a la cual agregó materiales como corteza de árbol, hierbas de cáñamo, telas usadas y redes de pesca. A todos se les sometió a remojo, se les cortó en piezas finas, se les hirvió con cenizas vegetales, se les lavó y luego aporreó en un mortero de piedra, hasta transformarlos en una pulpa. Luego se extendió parejamente esta mezcla sobre una superficie y se dejó secar, o se puso al horno, hasta obtener el papel. Esta técnica de fabricación del papel se ha perfeccionado constantemente a lo largo de la historia.

    Posteriormente los chinos crearon un nuevo método para dragar la pulpa con un tamiz de bambú. Al mismo tiempo, se fueron añadiendo más ingredientes, como el propio bambú, caña, ratán, paja, junco y corteza de varios tipos de árboles. Según se mejoraban los materiales, se incrementaba la calidad del producto final, hasta llegar al papel muy fino y de alta calidad. Hoy en día, en la aldea de Dengcun, bajo la jurisdicción municipal de Sihui, en la sureña provincia de Guangdong, los lugareños siguen produciendo el papel según el proceso original de elaboración inventado por Cai Lun. Conocida por su abundancia en bambú de alta calidad, esta aldea produce un papel reconocido en el mercado internacional, el cual se exporta a los países del Sureste de Asia. Una visita al lugar permite atestiguar de primera mano el proceso de fabricación del papel, en lo que constituye un verdadero viaje en el tiempo.

    La tecnología de fabricación del papel fue primeramente introducida en la península de Corea y en Vietnam. En el siglo VII llegó a Japón, en el VIII a los países árabes, a medianos del siglo XII a Europa y en el siglo XVI a Sudamérica. Durante casi dos milenios, entre el siglo II antes de nuestra era y el siglo XVIII, China fue líder mundial en la producción del papel, lo que constituye su innegable aporte a la divulgación de conocimientos y a la acumulación e intercambios entre diferentes culturas.

    Top