• +86 773 2303067


El Islam, islamismo y musulmanes en China

    La dinastía Tang fue una gran y abierta dinastía que estimuló a los comerciantes extranjeros a hacer negocios en China. Gracias al transporte avanzado con el exterior, más de 70 países extranjeros tenían vínculos comerciales con China durante este período. En aquel momento, un gran número de comerciantes árabes y persas llegaron a China. Atraídos por la próspera economía y el ambiente tolerante de la política y la cultura, algunos de ellos se quedaron en China, se casaron y tuvieron hijos, o trabajaron para la corona después de haber pasado los exámenes imperiales.

    Estos comerciantes árabes y persas, conocidos como Fanke (invitados extranjeros) de China, constituían el primer grupo de personas que trajeron el Islam a China.

    La segunda etapa crucial de la propagación y el desarrollo del Islam en China era la dinastía Yuan. Durante los 50 años desde el comienzo del siglo XIII, en su expansión a gran escala hacia el oeste, los mongoles reclutaron a un grupo de árabes, persas y pobladores de Asia Central para la guerra contra la dinastía Song en China. Estas personas, junto a los descendientes de los árabes y los persas, se llamaban hui.
    Como los hui vivieron durante largo tiempo junto a los han y los mongoles y se casaron entre sí, a finales de la dinastía Yuan y a comienzos de la dinastía Ming, se formó un nuevo grupo étnico, éste se llama la minoría hui. La formación de la minoría hui asentó una base social estable para la difusión del Islam en China. Mientras tanto, su formación significaba también que los creyentes islámicos en su mayoría dejaron de ser inmigrantes, y después de vivir aquí 700 o 800 años, sus descendientes se convirtieron en una etnia china nativa. Esto también transformó el Islam de una religión extranjera en otra que tenía sus raíces en China y se ha convertido en una parte importante de la cultura china.

    La lengua china se utiliza comúnmente en la minoría hui, mientras que los idiomas árabe y persa suelen usarse en las actividades religiosas. En cuanto a cuándo y cómo perdieron los musulmanes sus idiomas originales, algunos estudiosos explican que debido a que había pocas mujeres entre los comerciantes y soldados, tenían que casarse con mujeres de la etnia han de la localidad para tener hijos. Luego transmitiendo de madre a hijo, los pobladores hui se hicieron poco a poco familiarizados con la lengua de sus madres, la lengua han o chino, y la adoptaron finalmente. Por otra parte, dominaron el idioma chino para los negocios. De hecho, la minoría hui ha integrado la ética islámica con el concepto tradicional chino de "respeto a Dios y a los antepasados" en los aspectos de la ética y el código de conducta; en cuanto al sistema de educación religiosa, la minoría hui ha combinado la educación monástica islámica con la educación de la escuela privada tradicional de China, formando así la única "educación de mezquita" del islamismo chino.

    La localización islámica en China siguió avanzando en la dinastía Qing. Algunos estudiosos no sólo explicaban las doctrinas islámicas, disciplinas, decretos y reglamentos en el idioma chino, sino que también se dedicaban a la combinación de las doctrinas de Confucio con las islámicas. Durante el mismo período, las sectas islámicas y el sistema de Menhuan con características chinas se formaron en el islamismo chino. Menhuan fue el producto de la integración del misticismo islámico (sufismo) con el sistema patriarcal de China. Es más, la arquitectura de las mezquitas en ese período comenzó a integrarse con el estilo arquitectónico tradicional chino; la vida familiar de los musulmanes chinos también comenzó a fundirse con la etiqueta tradicional china en la vida cotidiana.

    El Islam comenzó a extenderse en Xinjiang ya en el siglo X. Antes de eso, los grupos étnicos que estaban aquí eran todos creyentes piadosos del budismo, budismo que tenía ya una historia de más de 1.000 años en Xinjiang. En realidad, como una importante vía de la Ruta de la Seda, alrededor del siglo I, Xinjiang contaba con muchas religiones importantes del mundo, incluyendo el chamanismo, el maniqueísmo, el nestorianismo y el zoroastrismo. Los uigures solían ser creyentes de las religiones mencionadas y del budismo. Después de la expansión del Islam durante más de cuatro siglos y la guerra religiosa islámica contra el budismo, el Islam fue finalmente aceptado por la minoría uigur. El Islam no fue aceptado por otras minorías étnicas en Xinjiang hasta el siglo XVIII.

    En China hay principalmente diez etnias que creen en el Islam Además de los hui y los uigures, abarcan también a los kazajos, los kirguiz, los ozbek, los tártaros y los tayikos de Xinjiang, los salar de Qinghai, y los dongxiang y bonan de Gansu.

    En la actualidad, hay en China más de 34.000 mezquitas. Esto indica que en China, de los 20 millones de musulmanes cada 600 tienen una mezquita. Muchas de esas mezquitas fueron restauradas o construidas en los años 80 del siglo XX.

    La Asociación Islámica de China se fundó en Beijing en 1953, que actúa como una organización nacional del Islam en China, y la revista de la Asociación Musulmanes Chinos se publica en chino y uigur. Algunas provincias, regiones autónomas y municipios bajo jurisdicción central donde los musulmanes viven en comunidades compactas tienen sus propias asociaciones islámicas, así como publicaciones.
    China ha publicado el Corán en 10 idiomas para satisfacer las necesidades de los lectores musulmanes de diversas etnias.

    En la actualidad, China cuenta con 11 Academias Islámicas para la educación de mezquita. El Instituto Islámico de China, fundado en la capital china en 1955, es la casa de altos estudios del Islam chino.

    Top