• +86 773 2303067


Protestantismo - los cristianos en China

    Robert Morrison (1782-1834), misionero británico, llegó a China en 1807, marcando el primer encuentro de China con el protestantismo. Debido a la prohibición del gobierno Qing en la propagación del catolicismo y el protestantismo, Morrison y otros misioneros que llegaron a China más tarde, sólo podían hacer el trabajo misionero en secreto a lo largo de la zona costera del sudeste del país.

    La Guerra del Opio en 1840 abrió las puertas de China. A finales del siglo XIX, había cerca de 1.500 misioneros protestantes con cerca de 80.000 seguidores en China.

    El protestantismo llegó a China junto con la invasión colonial de las potencias occidentales. Por lo tanto, muchos chinos vincularon la propagación del protestantismo con la declinación y la caída del antiguo país, la traición y la humillación. Jiang Menglin (1886-1964), presidente de la Universidad de Pekín en la década de los 20s del siglo XX, hizo la siguiente descripción: "Cuando la religión está relacionada con la fuerza militar, su imagen se cambiará definitivamente. Es inevitable que los chinos coloquen en un mismo plano el protestantismo y la intimidación por la fuerza. Poco a poco, la gente tiene la idea de que el Buda llegó a China montando en un elefante blanco, mientras que Jesús Cristo viajó a China en proyectiles de artillería."

    En el curso de la propagación de la Iglesia Protestante, muchos misioneros llegaron a China llenos de sentimientos religiosos devotos. Pero bajo la protección de los tratados desiguales, algunos no tenían nada que temer en China. Esa creencia llevó a menudo conflictos y disputas entre la población local y los misioneros occidentales, lo que se llamó en la historia "caso de iglesia". De 1840 a 1900, ocurrieron en toda China más de 400 casos de iglesia. Varios "casos de iglesia" se convirtieron en la excusa con que las potencias occidentales hicieran demandas adicionales al gobierno chino e incluso libraran una guerra de agresión contra China, lo que condujo al Movimiento Yihetuan.
    Con los sangrientos conflictos a gran escala, la Iglesia Protestante sufrió un serio revés en China, obligando a los protestantes a restringir su comportamiento. Algunos misioneros comenzaron a darse cuenta de que los métodos misioneros deberían reformarse para reducir el resentimiento de la población china y su resistencia a los misioneros extranjeros. El nuevo método residía en establecer escuelas, hospitales e instituciones de caridad en vez de predicar directamente.
    Cuando los misioneros occidentales se dedicaron a la práctica de la nueva estrategia misionera, China estaba entrando en una nueva era en la que la decadencia del país había causado profundas reflexiones culturales; ya era la corriente principal de la sociedad que para salvar la nación de la destrucción, el pueblo chino demandaba el autosostenimiento y la innovación, y aceptaba consciente o inconscientemente la cultura occidental. Esta era la oportunidad de oro para difundir el protestantismo.

    En 1922, el número de protestantes en China había aumentado a cerca de 400.000, y en 1949, había casi 700.000.
    La Iglesia Protestante no sólo predicó sermones en las grandes ciudades de China, sino que también estableció iglesias en lugares remotos y rurales. Mientras tanto, continuó con el movimiento del autosostenimiento y el movimiento de la indegenouzación. El movimiento de autosostenimiento comenzó a partir de la década de los 70s del siglo XIX. En ese momento, los constantes "casos de iglesia" impedían el desarrollo del protestantismo, lo cual suscitó el despertar de algunos fieles de la iglesia protestante china. Ellos deseaban establecer una iglesia protestante independiente con características chinas para oponerse a los tratados desiguales y a la opresión de las fuerzas extranjeras y para cambiar la impresión de la gente sobre el protestantismo como una religión "extranjera".

    En un principio, el movimiento de autosostenimiento fue una pura acción espontánea de algunos

    protestantes chinos. En el siglo XX, se había convertido en un movimiento de la iglesia. En 1922, se celebró en Shanghai la Conferencia Cristiana Nacional de China, que estableció una organización nacional-el Consejo Cristiano Nacional de China. Esta organización formuló la consigna de establecer una iglesia autóctona, y abogó por que los seguidores chinos asumieran la responsabilidad directa por promover la cultura tradicional china con el fin de eliminar la etiqueta de "religión extranjera" del protestantismo.

    El movimiento de indegenouzación de los protestantes chinos tenía por objetivo fundamental hacer autóctono el protestantismo. Se caracterizaba por los siguientes puntos: Oponerse a la occidentalización total, abogar por su combinación con la cultura tradicional china en la doctrina, las organizaciones y los ritos, llevar adelante la cultura inherente oriental china y mantener en cierto grado la cooperación con la Iglesia Occidental.

    En realidad, no era fácil integrar el protestantismo con la cultura china. Después de propuesto el movimiento de indegenouzación, los protestantes chinos hicieron esfuerzos en la práctica, adoptando el estilo de la arquitectura de los templos chinos en la construcción de iglesias y cantando los himnos con melodía de canciones folclóricas. Obviamente, todo ello no era más que la integración en forma. La gente aún no sabía cómo integrar el protestantismo con la esencia de la cultura china.

    Después de la fundación de la República Popular China en 1949, a pesar de que la Nueva China abogaba por la libertad religiosa, muchos seguidores religiosos aún tenían una actitud escéptica y sentían una perspectiva sombría debido a la propaganda anti-comunista de ciertos misioneros extranjeros. En este momento, algunos hombres perspicaces de la Iglesia Protestante se dieron cuenta de que el cristianismo chino podría hacer nuevos avances sólo cuando hubiera eliminado el pasado impacto de las potencias occidentales y completado una transformación de sí para que coincidiera con la cambiante sociedad china.
    Por esta razón, el 23 de septiembre de 1950, 40 dirigentes de los círculos religiosos protestantes encabezados por Wu Yaozong dieron a conocer una declaración bajo el título de "La Vía por la que la Iglesia Protestante China trabaja para la construcción de la Nueva China". La declaración exhortó a todos los protestantes de China a alcanzar cuanto antes la autonomía, el autosostenimiento y la auto-propagación de las iglesias de China. Eso marcaba el comienzo de la "Reforma Trinitaria" de la Iglesia Protestante de China.

    La declaración fue calurosamente respondida por los protestantes patriotas. En 1954, para defender la declaración, más de 410.000 seguidores pusieron sus firmas, cifra que representaba dos tercios de los protestantes total en China.
    La Primera Conferencia Nacional de la Iglesia Cristiana China, celebrada en Beijing en 1954, estableció el Comité Nacional del Movimiento Patriótico Trinitario de las Iglesias Protestantes de China con Wu Yaozong como presidente.
    El Movimiento Trinitario marcaba en cierto grado que el protestantismo en China se había transformado de una religión extranjera en una propia de China.

    La Iglesia Protestante de China buscaba la autonomía, el autosostenimiento y la auto- propagación, pero esto no significaba aislarse a sí misma. En más de 50 años desde la fundación de la República Popular China, la Iglesia Protestante de China ha establecido relaciones formales con organizaciones protestantes de muchos países, ha recibido grupos visitantes del extranjero, ha organizado delegaciones para visitas al extranjero y ha asistido a conferencias internacionales del protestantismo. En 1991, el Consejo Cristiano de China ingresó oficialmente al Consejo Mundial de Iglesias.

    Después de la reforma y apertura, el protestantismo ha desarrollado a una velocidad fantástica. En 1979, había más de 3 millones de seguidores, y para el año 2002, el número había aumentado a más de 16 millones con cerca de 50.000 iglesias.
    Medios informativos extranjeros decían una vez que existía una escasez aguda de La Santa Biblia en China. En realidad, desde 1988 hasta finales de 2002, China había publicado 30 millones de Biblias en varios idiomas, como chino, inglés, coreano, miao, jingpo, lahu, wa, lisu y yi. En algunas regiones étnicas, la mayoría de las Biblias se les da a los seguidores sin costo alguno. Amity Development Co., ltd. en Nanjing se especializa en la impresión de La Biblia. Se trata de una empresa conjunta constituida en 1987 entre las Sociedades Bíblicas Unidas y la Fundación Amistad.
    Aparte del Comité Nacional del Movimiento Patriótico Trinitario de las Iglesias Protestantes de China, el Consejo Cristiano de China, fundado en 1980, es otra organización protestante de categoría nacional. Las dos organizaciones se encuentran en Shanghai. En distintos lugares de China, hay asociaciones patrióticas trinitarias locales y asociaciones protestantes locales, que ascienden a más de 1.700.
    Ahora China cuenta con 17 seminarios teológicos cristianos. El Seminario Teológico Unión de Nanjing, establecido en 1952, es un seminario teológico nacional de China.

    Top