• +86 773 2303067


Parque de Yuexiu

    Parque de YuexiuUna gran parte del extremo noreste de la ciudad está ocupada por el Parque Yuexiu, que contiene más de 90 hectáreas de centros deportivos, monumentos históricos, salones de té y arboledas a la sombra, y es la mayor extensión de vegetación urbana de China. Hay algunas señales bilingües en el parque, y entradas en todos los puntos cardinales. La puerta principal se encuentra en Jiefang Bei Lu, a 10 minutos a pie al sureste del Jardín de Orquídeas.

    Al norte de los dragones de porcelana se encuentra Beixiu Hu y el Jardín del Idioma Chino, donde extrañas esculturas de piedra y bronce surgen de la maleza, representando dichos populares. Unos caminos que se dirigen al este desde allí convergen el Zhenhai Lou (torre de la puerta de cara al mar), un edificio de madera y ladrillo enlucido que formó parte de las murallas de la ciudad Ming. Hoy en día alberga el Museo Municipal, tres pisos de reveladora exposición que cubren más de 2.000 años de historia local, guardados por algunos cañones del siglo XIX en el patio (dos de ellos fabricados por la empresa alemana Krupp). El museo comienza con el Neolítico, pasando por sucesivas dinastías hasta las Guerras del Opio y la víspera de la Revolución de 1911, con casi todo apoyado por pruebas arqueológicas e históricas locales. Hay fragmentos de alfarería de la Edad de Piedra, marfil de África encontrado en una tumba de la dinastía Han, monedas del siglo v de Persia y un ejemplar de Buenas palabras para exhortar al mundo, el tratado cristiano que inspiró al líder Taiping, Hong Xiuquan. Una estatua de Lin Zexu y cartas de él al emperador Qing, documentando su disposición de las reservas de opio británicas, siempre atrae a una gran multitud de habla china. De un interés esotérico es un reloj de agua de 1316 que todavía funciona, y un pretencioso reloj de latón del siglo XVIII, incrustado con vidrio de color y granates. La entrada incluye té en el último piso, donde podrá mirar al sur hacia la extensión de Guangzhou.

    Más al oeste del museo, en el lado más alejado de un pequeño lago, se encuentra la Estatua de los Cinco Carneros, bastante banal pero muy fotografiada, que conmemora el mito de la fundación de Guangzhou. Mucho más divertido es el Parque Temático de Journey to the West, saliendo hacia el noreste, un conjunto de 40 minutos de mecanismos gloriosamente destartalados y maquetas de cartón piedra de personajes y escenas de este siempre popular cuento de hadas budista; los niños gritan con los demonios y esqueletos que aparecen en las grutas, y los adultos sólo se ríen. Mucho más imponente es la Torre Conmemorativa a Sun Yatsen, de aspecto muy europeo, a 5 minutos a pie al sur del museo, construida con grandes bloques de piedra arenisca en la cumbre de una colina muy arbolada. Por todo el parque, pero allí en particular, verá incienso y velas ofrecidas en la base de árboles y rocas. El Parque Yuexiu fue un cementerio, donde muchas familias cantonesas tenían enterrados a sus ancestros.

     

    Top