• +86 773 2303067


Plaza de Tian’anmen

    la puerta tiananmen

    La Plaza de Tian’anmen es el corazón espiritual del país más poblado del mundo. Se ganó esta distinción por servir como escenario de puntuales acontecimientos históricos, como las manifestaciones del 4 de mayo de 1919 que inspiraron a jóvenes chinos a luchar contra imperialistas y terratenientes, y construir un país fuerte e independiente. Entre aquellos que impulsaron el germen el "Movimiento del 4 de Mayo" estaba Mao Zedong, quien dos años más tarde ayudaría a fundar el Partido Comunista de China.

    El 1 de octubre de 1949, Mao se subió encima de la "Puerta de la Paz Celestial ", que da a la plaza su nombre, para proclamar la fundación de la República Popular China.

    En 1949, la Plaza de Tian’anmen era una estrecha plaza amurallada, pero fue expandida en la década de 1950 a su tamaño actual de 400.000㎡. Lugar de desfiles importantes, la plaza también ha sido escenario de celebraciones improvisadas, como cuando en julio de 2001 concedió a Beijing los Juegos Olímpicos del 2008.

    Casi a diario, la Plaza de Tian’anmen está llena de turistas y gente volando cometas. Durante las vacaciones nacionales, está normalmente festoneada con banderas y decoraciones florales. Muchos chinos le visitan para ver las tropas de la elite del Ejército Popular de Liberación de China dirigir las ceremonias de izado o descenso de la bandera.

    En el norte de la plaza está la Puerta de la Paz Celestial que da paso a la Ciudad Prohibida. Suspendido encima de la entrada se encuentra el lamoso retrato del Presidente Mao. A los dos lados están las inscripciones en chino: la de la izquierda dice. “Viva la República Popular China”, y la de la derecha declara, “Viva la Unión de los Pueblos de Todo el Mundo”. Para obtener una vista panorámica de la plaza, se puede ascender a la parle de arriba, donde Mao proclamó la instauración de la RPC.

    En el centro de la plaza está el Monumento a los Héroes del Pueblo de 40 metros de altura, un obelisco con frisos representando a los héroes de la revolución y con caligrafía hecha por Mao Zedong y el anterior Premier Zhou Enlai. Al sur del monumento está el Mausoleo del Presidente Mao, donde se puede echar un vista a la figura embalsamada del gran timonel en su ataúd de cristal. Haciendo guardia en la parte sur de la plaza, detrás del mausoleo, está Qianmen, una de las pocas puertas de la ciudad que quedan de la dinastía Ming. El edificio al este de la plaza aloja el Museo de la Revolución y el de la Historia de China.

    El imponente edificio al oeste de la Plaza de Tian’anmen es el Gran Palacio del Pueblo. Construido en solamente 10 meses entre 1958 y 1939, es sede del parlamento chino. Asamblea Popu¬lar Nacional. Aquellas personas con sentido de la grandeza disfrutarán visitando la sala de banquetes con 5.000 asientos y el auditorio con 10.000, que tiene una estrella roja en el lecho perfilada con 500 bombillas. En la actualidad se está construyendo el Teatro Nacional, una “burbuja” de titano y vidrio que se asienta en un lago artificial al oeste de la Gran Sala del pueblo.

    Ceremonis de izada/bajada de la bandera

    Son muy populares entre los turistas chinos, pues resultan indudablemente vistosa. Al amancecer y al atradecer, un escuadrón del Ejército de Liberación Popular desfila a través de la puerta de la Paz Celestial en dirección a la plaza a un ritmo exacto de 108 pasos por minuto, antes de izar o arriar la bandera china que preside la plaza.

    Top