• +86 773 2303067


El espíritu y La maravilla de la Gran Muralla China

    espíritu y maravilla de la Muralla ChinaLas dificultades para la construcción de la Gran Muralla están más allá de lo imaginable. Muchas personas tuvieron que abandonar sus hogares y a sus familias para ir al norte, donde permanecieron reclutados durante años. Muchos perdieron sus vidas en la tarea a lo largo de esos más de dos mil años. Un dicho expresa con gran viveza que la Gran Muralla es el logro de muchos: "Uniendo esfuerzos de muchos se puede construir una Gran Muralla."

    De las muchas leyendas que circulan sobre la Gran Muralla, la historia de Meng-jiangnü es la más conmovedora. La señora Jiang vivió durante el reinado del Primer Emperador de Qin. Después de que su marido fuera reclutado para construir la Gran Muralla, lo echaba tanto de menos que viajó muchos kilómetros para verlo. Cuando por fin llegó al lugar donde estaban levantándola, un campesino amigo le dijo que su marido había muerto y que estaba enterrado bajo la muralla . Con el corazón destrozado, la dama Jiang lloró durante tres días y noches hasta que, cuenta la leyenda, la Gran Muralla se desplomó de un extremo al otro.

    El pueblo ha pagado un precio elevadísimo para construir la Gran Muralla y, en este sentido, la leyenda de la dama Jiang simboliza los sufrimientos de la gente. Pero además, más que ser una condena de la propia Gran Muralla - pues no se puede odiar este trabajo de defensa que protegía a la población - expresa el rencor sentido hacia el tiránico Primer Emperador de Qin. Los constructores de la muralla no fueron "cobardes que escogieron encerrarse", como dicen algunos, sino héroes con una voluntad firme y una fuerza sin parangón.
    A lo largo de los siglos, la Gran Muralla se ha convertido en el símbolo de la consolidación y la fuerza del pueblo chino. Representa el gran logro que supone nir voluntades y realizar un esfuerzo concertado. Por ejemplo, el himno nacioal, compuesto durante la Guerra de Resistencia contra la Agresión Japonesa (1937-1945), invita al pueblo para que "construyamos una nueva Gran Muralla con nuestra carne y nuestra sangre".

    La maravilla de la Gran Muralla China

    La maravilla de la Gran Muralla reside en su magnífica y variada estructura.
    Como construcción defensiva, la Gran Muralla no es tan sólo un lienzo de muralla largo y monótono. En lugar de ello, consiste en distintas partes con objetivos defensivos diferentes, como garitas, torres de guarnición o pasos construidos en puntos estratégicos, además de las almenaras que salpican toda la longitud del muro,

    La sección Simatai, construida cerca de Beijing durante la dinastía Ming, es la que mejor representa el flujo ondulante y rítmico de la Gran Muralla China. Como dice un refrán popular, Simatai epitomiza la maravilla de la Gran Muralla por ser el camino sinuoso más encrespado a lo largo de las crestas de una cordillera. La sección de Simatai se eleva en algunos puntos hasta las crestas más elevadas de las montañas, y en otros se sumerge en profundos valles. Los puntos más imponentes de la sección Simatai son la Escalera de las Nubes y el Puente Celestial. La Escalera de las Nubes es mucho más estrecha que la anchura media de la muralla (entre tres y cinco metros de media), que tan sólo llega al medio metro de ancho en su parte más angosta. Con peligrosos desniveles a ambos lados, parece casi una escalera por la cual uno puede trepar hasta las nubes. En su cumbre, se alza el Puente Celestial, un cinturón de cien metros de largo muy estrecho, coronando una cresta de la montaña, con profundos valles a cada lado.

    En el punto más alto de la sección de Simatai está la Torre Wangjing (Contemplando la capital), situada a una altitud de novecientos ochenta y seis metros. Desde aquí se puede disfrutar de una vista panorámica de la Gran Muralla que trepa y serpentea hacia el este y el oeste. Incluso hacia el sur en la distancia se puede observar a lo lejos una vista de la capital, Beijing; de ahí el nombre de la torre. Es uno de los mejores enclaves para apreciar la magnificencia y la belleza casi irreal de la Gran Muralla.

    Top