• +86 773 2303067


Los colores de la Ciudad Prohibida

    Tonos temáticas de la Ciudad ProhibidaNadie puede visitar la Ciudad Prohibida sin maravillarse por su excepcional utilización de los colores.

    El amarillo y el bermellón son los tonos temáticas de la Ciudad Prohibida. El amarillo era el símbolo del poder imperial en la antigua China, y el rojo siempre ha sido el símbolo de la felicidad. Son colores brillantes que proporcionan una sensación de calidez y pasión.

    De las cerca de mil edificaciones individuales de la Ciudad Prohibida, todas ellas poseen techos cubiertos con tejas vitreas doradas y muros bermellón. El color rojo de los numerosos pilares que soportan los edificios ofrece, asimismo, un fuerte impacto visual. En un día claro, el panorama que presentan las tejas doradas resplandecientes sobre los edificios rojos bajo el cielo azul podría parecer una tierra de ensueño que se eleva entre los árboles verdes que rodean la Ciudad Prohibida.
    Junto al amarillo y al rojo, se utilizaron otros colores para producir un efecto equilibrado. Por ejemplo, las vigas bajo los alares suelen estar decoradas con pinturas en colores fríos como el azul y el blanco. El rojo de pilares, puertas y ventanas contrasta con los suelos de piedra blanca. Los edificios rojos y dorados, contra las enormes terrazas de mármol blanco sobre las que se sustentan, consiguiendo un sorprendente efecto de color. Por ejemplo, si observamos el Salón de la Suprema Armonía desde su lado este, parece un palacio celestial lleno de color que flota en un reino de nubes blancas - la terraza de mármol enorme de tres niveles sobre la que se apoya.

    los brillantes amarillo y rojo hacen referencia al poder imperialMientras que los brillantes amarillo y rojo hacen referencia al poder imperial, el azul, el blanco y el resto de colores fríos añaden un elemento de gracia a los edificios. Por ejemplo, el espacioso patio que se encuentra entre la Puerta de la Rectitud (al sur) y la Puerta de la Suprema Armonía (al norte), está completamente pavimentado con ladrillos grises. Cinco puentes de mármol cruzan el Río Interior Dorado hasta el interior de la Puerta de la Rectitud; y contra su fondo gris se eleva la Puerta de la Suprema Armonía en un dorado y rojo radiantes, una vista de magnificencia extrema.
    Ningún visitante de la Ciudad Prohibida puede evitar sentirse emocionado por la magnífica visión de esta maravilla histórica en el centro de Beijing.

    Top