• +86 773 2303067


Tejido de seda

    El tejido de seda de China es bien conocido en el mundo por su larga historia, artesanía avanzada y confección esmerada. Sus variedades en la antigüedad eran las siguientes: juan (espaciado y grueso), sha (gasa, como término general), qi (damasco), luo (gasa suave y muy espaciada), jin (brocado), duan (raso), kesi (tejido de seda hecho según el método de tapicería), entre otras.

    En la dinastía Shang apareció el tejido de seda, cuya urdimbre estaba visiblemente retorcida por cierta técnica. En la dinastía Zhou del Oeste, sobre la base de la dinastía Shang, se había desarrollado una técnica bastante complicada para tejer el brocado. Hasta los periodos de Primavera y Otoño y de los Estados Combatientes, la artesanía de tejido de seda había alcanzado un nivel bastante avanzado, con variedades de juan, luo, sha y jin y patrones geométricos, adornados con dragones, qilin y figuras humanas. El arte del tejido y el bordado de las dinastías Qin y Han, en particular el de esta última, dio un salto hacia adelante sobre la base de la tradición del periodo de los Estados Combatientes, con tejidos de seda más variados, tales como jin (brocado), ling (damasco de seda que se caracteriza por el tejido alargado), qi, luo, sha, juan, gao (seda fina de color blanco), wan (tejidos de seda fina), etc. Los patrones más usuales de la dinastía Han eran las nubes flotantes, animales, flores y plantas, palabras auspiciosas y todo tipo de figuras geométricas. El arte de confección del tejido de seda de Han era muy exquisito para la época, sobre todo el luo de mallas bien espaciadas. La obra más representativa es la túnica de seda de estilo simple, excavada en la tumba n.° 1 de Mawangdui, de la provincia de Hunan. El traje es extraordinario, de 128 cm de largo, 190 cm de mangas, y 49 g de peso.

    La artesanía de tejidos de seda de la dinastía Tang era muy avanzada y se llevaba a cabo bajo una minuciosa división del trabajo. En el Gobierno Central se estableció el Departamento de Tejido y Teñido, que administraba especialmente la producción, y la fabricación privada de tejidos de seda se distribuyó por todo el país y representó un volumen considerable. La artesanía de tejidos y brocado de la dinastía Tang procuraba el efecto de colores espléndidos. Entre la inmensa variedad de tejidos de seda de esta época, el brocado (jin) era el más conocido, con su título prestigioso de tangjin (brocado de Tang). A diferencia de la técnica tradicional de tejido del patrón con el urdimbre, el brocado de Tang, influenciado por la cultura textil de las regiones del Oeste, tejía el patrón con tramas, intercaladas con urdimbres, de ahí que este tipo de brocado también se conozca como weijin (brocado de tramas). Los patrones fueron tejidos con tramas multicolores de varias capas. El telar de weijin era de estructura complicada, pero de manejo fácil, capaz de tejer motivos decorativos más complicados y anchos que el tejido de urdimbre. En la segunda mitad de la dinastía Tang, el patrón de tramas se convirtió en la corriente principal del tejido jacquard de seda. Basado en los patrones tradicionales, el tangjin tomó como referencia los elementos ornamentales exóticos, formando un estilo fresco y magnífico y, además de él, también era muy popular el ling (damasco de seda que se caracteriza por el tejido asargado), dentro del cual el liaoling, producido en Zhejiang, constituía la variedad más famosa. Dou Shilun, el diseñador más conocido de patrones de seda, por lo general prefería las ovejas, caballos, dragones y fénixes para sus decoraciones, de estilo original y vigoroso. Como a él le fue conferido el título de "Lingyanggong", los motivos decorativos que concibió eran conocidos también como "Diseños de Lingyanggong".

    El tejido de seda de la dinastía Song, sobre la base de producción de la dinastía Tang, logró nuevos avances, en particular en el tejido de brocado, reconocido con el título de songjin (brocado de Song). Para tejer un songjin se deben utilizar tres tejidos de sarga, dos tipos de urdimbres de seda (cara derecha de seda cruda y el revés de seda cocida con colores) y tres tipos de tramas de color. El tejido queda regular y ordenado, con colores elegantes y armoniosos y pequeños motivos ornamentales. El songjin, además de aplicarse en las prendas, recompensas, regalos y comercio, era también un material especial para montar las pinturas y obras caligráficas, por lo que tenía buena acogida entre los pintores y calígrafos. También el kesi (tejido de seda hecho por el método de tapicería) estaba muy de moda y se usaba por lo general para confeccionar pinturas y obras caligráficas, mostrando que la artesanía de tejido de seda había pasado de su uso práctico al contemplativo. En la dinastía Song del Norte el centro de producción de kesi estaba en Dingzhou, provincia de Hebei, y luego, en la dinastía Son del Sur, se trasladó a Yunjian (actual distrito de Songjiang, en Shanghai), con numerosos artesanos conocidos.

    En las dinastías Song y Yuan, con el desarrollo económico y técnico, se inventó un tipo de torno grande de hilado con varias decenas de husos, que era impulsado por la energía hidráulica y podía adaptarse a la producción profesional a gran escala, ya que tenía la forma rudimentaria de la máquina hiladora de la edad modera. Un torno ordinario de dos o tres husos, podía producir a lo sumo, un hilado de 1,5 kg en un día, mientras el torno grande podía elevar la cifra a más de 50 kg, por lo que se trata de una invención significativa en la antigua China que aprovecha las fuerzas naturales de la maquinaria textil.

    En la dinastía Yuan, el principal rasgo de la artesanía de tejido era añadir filigranas de oro al tejido (zhijin), procedimiento que en la dinastía Yuan fue conocido como Nasich. A los gobernantes de esta etapa les gustaban los objetos de oro, lo que promovió la popularización del Nasich, y los patrones del brocado con hilos de oro incluían dragones y fénixes dentro de un círculo, flores y caparazones de tortuga, figura parecida al carácter chino "0", que simboliza riqueza. Con el fin de satisfacer las necesidades de la etnia nómada de Mongolia, los tejidos de lana tuvieron la oportunidad de desarrollarse en esta época. Los artículos de lana eran en su mayoría alfombras, colchones, sillas de montar, zapatos y sombreros y la producción se realizaba principalmente en Ningxia y Helin (actualmente bajo la jurisdicción de Mongolia). En la antigua China, el algodón se plantó sólo en las zonas noroeste y suroeste. Debido al trabajo de Huang Daopo, notable innovadora de la artesanía textil de algodón en la dinastía Yuan, la hilatura de algodón fue promovida por toda la China. En esta época prevaleció en el país, el famoso "tejido Wunijing", propagado por Huang Daopo.

    En la dinastía Ming existían en China cuatro zonas productoras de tejidos de seda: la zona situada al sur del río Yangtsé, Shanxi, Sichuan y las actuales provincias de Fujian y Guangxi, entre las cuales la primera era el centro de producción. El brocado era la variedad más representativa de aquel entonces, poseedora del título de mingjin (brocado de Ming). Mingjin se dividía en tres categorías principales: kuduan (brocado para la familia real), zhijinyin y zhuanghua. Los patrones de kuduan eran de igual color que el tejido, caracterizado por su suavidad y brillo; zhijinyin era un brocado mezclado con filigranas de oro y plata, de estilo elegante y lujoso; y zhuanghua es un tejido jacquard con patrones multicolores, de magnífico efecto visual. El zhuanghua comenzó a producirse en las dinastías Tang y Song, y prevaleció en las dinastías Ming y Qing. Es el máximo exponente del nivel más alto del tejido de seda de la antigua China. Según el tejido diferente, zhuanghua puede subdividirse en zhuanghuasha, zhuanghualuo y zhuanghuaduan. Las vetas del brocado de Ming eran variadas, como ramos de flores, ramas y zarcillos, figuras geométricas y glicina enrollada, la cual era la más común. Los motivos decorativos del brocado también eran muy ricos, tales como nubes, dragones, fénixes, grullas, flores, plantas, aves y mariposas, todos con modelos simples y elegantes, llenos de una belleza decorativa estilizada.

    En la dinastía Qing se constituyeron tres centros de producción nacional de tejidos de seda, en Nanjing, Suzhou y Hangzhou, conocidos por la gran variedad y exquisita hechura de sus productos. Además, en Sichuan y Guangdong también era muy popular el tejido de seda.

    El estilo artístico del tejido de seda de la dinastía Qing se puede clasificar en tres etapas: en la primera etapa se heredaron las tradiciones de la dinastía Ming, empleando generalmente figuras geométricas y decorados con flores pequeñas, de estilo estricto y ordenado; la etapa intermedia estuvo claramente influenciada por los estilos artísticos barroco y rococó de Europa, de patrones complicados y lujosos, y colores magníficos; y en la etapa final estuvieron de moda la flor sola con tallo y hojas y las flores grandes, de estilo simple y natural. Además del brocado yunjin, songjin y shujin, las variedades textiles famosas de la dinastía Qing también incluían el raso guxiang y zhijin. El raso es un tipo de tejido de seda de superficie lisa y brillante, que apareció por primera vez en la dinastía Yuan y se convirtió en el principal producto del tejido de seda durante las dinastías Ming y Qing.

    Top