• +86 773 2303067


Artesanías de las dinastías Song, Liao, Jin y Yuan

    El nivel artesanal de la dinastía Song (960-1279) era considerablemente alto, al punto que en esa etapa se lograron adelantos evidentes en variedad, escala de producción, técnica, gestión y comercio. Las organizaciones administrativas oficiales de artesanía eran de mayor magnitud que las de la dinastía Tang y su división del trabajo resultaba más minuciosa. La mayoría de los artesanos oficiales fueron reclutados y tenía cierta libertad personal; la gestión de los talleres artesanales no gubernamentales era más flexible y abierta. El comercio de la dinastía Song era muy avanzado y la economía urbana era cada día más próspera. La artesanía había sido un sector de producción comercial. En la capital de la dinastía Song del Norte (960-1127), Bianliang (actual Kaifeng, provincia de Henan), y la capital de la dinastía Song del Sur (1127-1279), Lin'an (actual Hangzhou, provincia de Zhejiang), había un gran número de tiendas y mercancías. La artesanía urbana atravesaba un período muy floreciente. La pintura Festival Qingming sobre el río, de Zhang Zeduan (1085-1145), de la dinastía Song del Norte, nos muestra vívidamente la animación de las actividades comerciales de la ciudad de Bianliang. En la periferia de las grandes urbes, como Chang'an, Luoyang, Fuzhou, Quanzhou, Yangzhou y Chengdu, tenían lugar ferias regulares que progresivamente se convirtieron en mercados urbanos.

    La dinastía Song puede calificarse como la "Edad de la Porcelana", en la que la artesanía de cerámica sobresalía más que las otras artes. Hornos famosos se distribuían por todo el país: Dingyao (hornos de Dingzhou), Ruyao (de Linru), Guanyao (hornos oficiales) y Geyao y Junyao (de Junzhou), con sus respectivas características, eran conocidos como los cinco hornos más famosos de la dinastía Song. En ellos se crearon peculiares variedades de cerámica, como la porcelana blanca de los hornos Dingyao, la porcelana celadón de los hornos Ruyao, la porcelana azul verdosa de Guanyao, la porcelana de craquelado de los hornos Geyao, la porcelana transmutada de los hornos Junyao y la porcelana azul oscura de los hornos de Jingdezhen. Además, los hornos de Cizhou del norte y los de Jizhou del sur, no pertenecían al Gobierno y sus productos de estilo simple y fresco eran muy usados entre el pueblo. La artesanía de cerámica y porcelana de la dinastía Song, resumiendo los logros de las dinastías anteriores, alcanzó una prosperidad sin precedentes. La técnica de teñido y tejido de esta época era también muy avanzada; en tanto que las variedades de tejido de seda eran abundantes, con su centro de producción situado en el sur del río Yangtsé. La producción de objetos de laca no se limitaba únicamente a los sectores oficiales, sino que también se llevaba a cabo entre el pueblo, e incluso, se formaron centros locales. La artesanía de tallado de jade fortaleció la técnica de qiaose (aprovechar la coincidencia de colores y formas naturales para crear una obra artística) y alcanzó grandes logros.

    En la dinastía Song, el neoconfucianismo era muy popular, y su doctrina de "mantener los principios divinos (ética feudal que propusieron los neoconfucianistas) y contener los deseos del ser humano" influyó en el estilo de la artesanía. Las porcelanas, objetos de laca, metalistería y muebles de esta época estaban simplemente modelados, sin excesivos ornamentos. El establecimiento de la academia de arte imperial de la dinastía Song estimuló la creación de pinturas, lo que se reflejaba directamente en el arte manual, como muestran, los bordados, que generalmente tomaban las pinturas como dechado y tenían en la contemplación su función principal. Esta percepción influyó en gran medida en las artesanías de las dinastías Ming y Qing.

    En 1127, las tropas de la dinastía Jin del norte invadieron el sur y conquistaron Kaifeng. La familia real de la dinastía Song se trasladó hacia el sur y estableció en Hangzhou la capital. A partir de entonces comenzó a llamarse dinastía Song del Sur. Con su desplazamiento, numerosos artesanos hábiles y técnicas productoras del norte fueron llevados a las regiones meridionales, promoviendo el desarrollo de la artesanía, en particular de los textiles, estampados y teñidos, construcción naval, cerámicas y porcelanas, fabricación de papel e impresión. Además, el comercio exterior de la dinastía Song del Sur también era muy desarrollado y promovió el progreso de la artesanía.

    Durante las dinastías Song y Yuan, las artesanías de las minorías étnicas se vieron influidas por las de la etnia han y su cultura, formando sus peculiaridades y logrando éxitos destacados. Por ejemplo, la porcelana de los hornos Junyao, de la dinastía Jin (1115-1234), la porcelana azul y blanca y youlihong (porcelana con rojo aplicado antes del vidriado), de la dinastía Yuan, así como el tejido y teñido del reino Xia del Oeste (10381227) y la dinastía Yuan (1206-1368). Después de la fundación de Liao, prevaleció la industria de la porcelana y se designó un funcionario especial para administrar los hornos fabriles, que produjeron principalmente imitaciones de los hornos Dingyao, con el producto representativo del pote de cresta parecida a una bolsa de cuero. A finales de la dinastía Jin, la tecnología de cerámica logró innovaciones, especialmente de la porcelana de los hornos Junyao, que inició la utilización de manchas rojas en el barniz cian. De toda la artesanía del reino Xia del Oeste, la de piel fue la más desarrollada.

    Vasija de porcelana azul y blanca, con rojo aplicado antes del vidriado y tapadera escultórica.De forma redonda y ricos motivos, combina integralmente varias técnicas de pintura, calado, talladoy pegado y es considerada una obra preciosa de la porcelana de la dinastía Yuan.

    La artesanía de la dinastía Yuan sufrió graves daños en las sucesivas guerras que tuvieron lugar, pero los gobernantes de este periodo decidieron reclutar a los artesanos prisioneros para satisfacer la demanda militar y de vida. Los artesanos encargados de la producción de armas fueron organizados en el grupo de "artesanos militares" y los otros se llamaban "artesanos civiles". La posición social de los artesanos era hereditaria y ellos trabajaban bajo la vigilancia de las autoridades.

    De toda la artesanía de la dinastía Yuan, la de teñido y tejido fue la que cosechó los mayores logros. La técnica de añadir hilos dorados en las telas de seda fue una peculiaridad de la dinastía Yuan, con el Nasich, un brocado de tramas doradas, como su variedad más representativa. Además de ser una oferta especial para la aristocracia, el Nasich se usaba como recompensa o premio. Los artesanos de la etnia hui eran más hábiles en esta tecnología. En la dinastía Yuan el tejido de algodón también fue ampliamente desarrollado. Telas de algodón que resultaban prácticas, cómodas y baratas sustituyeron los tejidos tradicionales de lino y fueron muy bien acogidas. Huang Daopo (aprox. 1245¬?), de Songjiang (hoy bajo la jurisdicción de Shanghai), de la provincia de Jiangsu, contribuyó a la popularización de la tecnología avanzada del tejido e hilado de algodón.

    Los gobernantes marciales y valientes de Yuan habían adquirido en su vida nómada un estilo intrépido y desenvuelto, lo que influyó en la artesanía de la época. Los utensilios de porcelana solían tener formas sencillas y gruesas y los tejidos de seda eran espléndidos. Fue una etapa que estimuló la difusión de las religiones, en especial el budismo y el taoísmo, las más populares, y la artesanía produjo temas comunes sobre estos temas. La expansión de las fronteras y el desarrollo del tráfico aceleraron las comunicaciones de las diferentes etnias dentro del país y los intercambios internacionales, promoviendo la difusión de las artes manuales y la integración de los estilos exóticos.

    Top