• +86 773 2303067


Laca

    Los objetos de laca son artículos de madera u otros materiales recubiertos de laca. China tiene una larga tradición en el uso de la laca. En 1978, en Yuyao, provincia de Zhejiang, vestigio de la cultura Hemudu, de aproximadamente 7.000 años, se descubrió un tazón de madera recubierto de laca, que es el objeto de su tipo más antiguo del país encontrado hasta el momento.

    En la Edad Neolítica, la artesanía de laca se encontraba aún en una etapa de tanteo, pero en las dinastías Xia, Shang, Zhou del Oeste y el periodo de Primavera y Otoño, la laca experimentó su primer florecimiento. Hasta el periodo de los Estados Combatientes y la dinastía Han, el cultivo de árboles de la laca tuvo mucha importancia y la escala de producción de objetos recubiertos de este producto se expandió mucho. Tal prosperidad duró varios siglos. En el periodo de los Estados Combatientes, se estableció un cargo especial para administrar la producción de laca. Según los Registros Históricos, Zhuang Zi (369 a.e.c. - 286 a.e.c.) trabajó como funcionario de la laca. En la dinastía Han se establecieron órganos especiales para gestionar la producción de laca, de estricta organización y minuciosa división del trabajo. En los objetos de laca de la dinastía Han, excavados en Rakrang, Corea, en 1932, están inscriptos detalladamente la fecha, lugar, división del trabajo y nombres de los funcionarios involucrados en su elaboración. Según los registros, la división del trabajo era clara y definida; había trabajadores que se encargaban de la preparación del modelo tosco, otros de barnizar con laca, otros de pintar los dibujos de diferentes colores, algunos de reforzar el borde del objeto con hebillas de bronce y también estaban los de acabado, producción de laca y los encargados de proveer los materiales.

    A principios del periodo de los Estados Combatientes, el modelo tosco de laca solía ser de madera, que parecía grueso y pesado. Más tarde se desarrollaron otras variedades de moldes toscos: el de placa de madera ligera enrollada; sin cuerpo (modelo de ceniza gris generada a partir del zumaque, reforzado con tela de lino); y cuero resistente y ligero (hecho de cuero de buey, generalmente para la elaboración de escudos). En aquellos años el Estado de Chu fue el centro de producción de laca del país. Los sitios de desenterramiento de artículos de laca se concentran generalmente en Jiangling, provincia de Hubei, Changsha, provincia de Hu'nan, y Xinyang, provincia de Henan. El rojo y el negro eran los colores más utilizados en los objetos de laca y por lo general el primero se empleaba para hacer los dibujos y el segundo como fondo, consiguiendo un contraste claro y una sencillez primitiva. Los patrones, además de animales y figuras geométricas, también reflejaban la vida social a través de los carros y caballos, los bailes, la caza, etc. La laca, con su uso práctico y valor contemplativo, tenía una amplia aplicación, no sólo en los muebles, utensilios y artículos de papelería, sino también en los instrumentos musicales, armas y objetos funerarios, reemplazando en cierta medida los objetos de bronce. Por eso, a pesar de su elevado precio, era muy popular entre los aristócratas emergentes.

    En la dinastía Han, el arte de la laca se desarrolló sobre la base del período de los Estados Combatientes, con mayor escala y más amplia área de producción, con Shujun y Guanghan, en la provincia de Sichuan, como centro. Son exponentes destacados de los objetos grandes y ligeros de laca, la campana pintada de nubes, de 57 cm de alto, y la bandeja pintada de dragones y nubes, de 53,6 cm de diámetro, descubiertas en Changsha, provincia de Hunan, que reflejan el avance de la técnica de la laca. En la dinastía Han aparecieron objetos que forman juegos completos, por ejemplo, la caja de nueve estuches, que puede contener en su interior nueve u once estuches de diferentes tamaños y modelos, ahorrando espacio interior. Los patrones decorativos predominantes de aquel entonces eran los de nubes y animales, caracterizados por sus colores diversos y líneas desenvueltas.

    Después de la dinastía Han del Este, la producción de objetos de laca entró en una etapa de desarrollo lento, en la que no faltaron, sin embargo, los logros dignos de mención. La nivelación de hojitas de oro y plata (jinyin pingtuo) es una artesanía famosa de laca de la dinastía Tang, cuyo proceso de elaboración consiste en cortar y grabar las hojitas laminadas de oro y plata en forma de personajes, aves, animales, flores, etc., y pegarlas en el modelo alisado; a continuación se aplican dos o tres capas de laca sobre el modelo, hasta que se cubren totalmente las hojitas de oro y plata; cuando la laca se seca, se frota el modelo hasta que aparecen los patrones de oro y plata; y por último, se pule el objeto. A pesar de que los artículos elaborados con esta técnica exigen un trabajo minucioso, mucho tiempo y valiosos materiales, se trata de piezas altamente refinadas, en las que el brillo del oro y la plata son realzados por la laca. Según los libros antiguos Youyang Zazu y Hechos de An Lushan, el emperador Xuanzong, de la dinastía Tang, y su concubina Yang Yuhuan obsequiaron diversos objetos de laca de este tipo a An Lushan. En la dinastía Song se comenzó a utilizar la técnica de la laca tallada con relleno de purpurina (qiangjin), cuyo proceso consiste en tallar patrones en la superficie de la laca y luego llenar el tallado con purpurina. En esa época, la producción de laca no sólo estaba a cargo de los artesanos gubernamentales, sino también de los talleres privados. En la obra maestra de la pintura Festival Qingming sobre el Río se puede ver la tienda de laca de gestión privada en Kaifeng, capital de la dinastía Song del Norte. En las dinastías Yuan, Ming y Qing, la producción de artículos de laca alcanzó un nuevo auge, tanto de gestión oficial como privada. En la dinastía Yuan el arte de la laca tallada obtuvo muchos éxitos. La capa gruesa de laca y la técnica especial de corte permitían crear patrones de forma opulenta y copiosa. En ese momento surgieron numerosos artesanos destacados en laca tallada, como Zhang Cheng, Yang Mao, Zhang Minde y Peng Junbao, entre muchos otros. En las dinastías Ming y Qing, el arte de la laca se combinó con la arquitectura, los muebles y los objetos ornamentales y su función práctica derivó hacia la decoración, con casi 400 variedades, bajo 14 categorías, tales como barnizado de la laca transparente, trazado de dibujo en purpurina, laca tallada con relleno de purpurina o colorante. En el reinado del emperador Yongle (1403-1424), de la dinastía Ming, se estableció la Guoyuanchang (Fábrica del Huerto), un órgano de producción de laca que sirvió exclusivamente a la corte, gestionado por Zhang Degang, hijo del famoso artista de la laca de entonces, Zhang Cheng. En ese lugar se produjeron objetos de laca tallada y de laca grabada con relleno, que por su refinada hechura se clasificaban también como "productos reales". Mientras tanto, entre el pueblo era muy común la producción de laca, con una gran cantidad de artesanos sobresalientes, como Jiang Huihui, de Suzhou, Yangxun, quien fue a Japón a aprender la técnica de la laca japonesa, y Zhou Zhu, que era experto en la "incrustación de joyas". Por otra parte, en la dinastía Ming se publicó el único libro existente sobre la antigua tecnología de la laca, Xiu Shi Lu, escrito por Huang Dacheng, maestro artesano de la laca de Xin'an (actual distrito de Xin'an, provincia de Anhui). La obra resume en detalle el procedimiento de preparar la laca, materiales, herramientas, fórmula de la laca de color, métodos de decoración, etc., contribuyendo a la herencia y desarrollo del arte de la laca de China.

    En la dinastía Qing, sobre la base de la dinastía Ming, emergieron diferentes centros de producción, cada uno especializado en una variedad de laca, con sus propios colores locales, como por ejemplo, las lacas talladas de Beijing, las incrustaciones de concha de Yangzhou y los artículos de laca sin cuerpo de Fuzhou. La laca de la dinastía Qing ejerció también una gran influencia sobre las artesanías de Europa. En el siglo XVIII, el famoso artesano de muebles de Inglaterra, Tom Chippendale, tomó los muebles chinos de laca como referencia para su trabajo y empleó para sus diseños la laca de mejor calidad, la de Fujian, y patrones orientales como el dragón, flores, Buda, pagodas, etc. Sus obras tenían un fuerte estilo chino y se pusieron tan de moda que marcaron el inicio de la llamada "Era de Chippendale". La laca de China, como una artesanía tradicional importante, se expandió primero por Asia oriental, el sudeste de Asia y luego América del Norte, vía Europa occidental, y dejó una amplia influencia en todo el mundo.

    Top