• +86 773 2303067


Artesanías de la sociedad primitiva

    En los primeros años de la civilización humana, los artefactos de piedra eran los principales instrumentos de producción. En la fabricación de esos medios, el hombre descubrió la función e importancia de las manos y nació entonces la artesanía. Hace aproximadamente 1,7 millones de años, en la edad del Hombre de Yuanmou, de la provincia de Yunnan, nuestros antepasados habían comenzado a elaborar de manera rudimentaria herramientas y armas de piedra que necesitaban en su vida diaria. Hasta la edad del Hombre de Shandingdong, 17.000 años atrás, se habían desarrollado diversos géneros de artefactos de piedra. En el procesamiento artesanal se habían aplicado técnicas de perforación, raspadura, pulimento y grabado. El arte manual no sólo podía satisfacer las demandas de la cotidianidad, sino que también mostraba los rudimentos de la decoración, reflejando la conciencia estética. Los cavernícolas también dominaron el fuego y de su conservación al encendido, la capacidad de existencia logró un avance significativo. El uso del fuego posibilitó las artesanías posteriores, tales como la alfarería y la metalurgia y tuvo una importancia extraordinaria en la evolución de la civilización humana.

    En la selección de los materiales para los instrumentos, la gente descubrió que algunas piedras eran "bellas", con vetas finas y colores brillantes. Después de una exquisita elaboración, las piedras podían ser ornamentos, y las personas las llevaban encima, o las enterraban como objetos funerarios. La artesanía de jade se originó de esta práctica y poco a poco se convirtió en un gran género artesanal independiente.

    La arquitectura refleja la conciencia de establecimiento del hombre. En la sociedad patriarcal de China, de acuerdo con las condiciones geográficas, la gente construyó moradas de diferentes estilos, sótanos semienterrados en la cuenca del río Amarillo, en el norte de China, y nidos en los árboles de la cuenca del río Yangtsé, en el sur. Debido a la necesidad de mejorar las condiciones de vida, el hombre desarrolló también la carpintería. Por las ruinas de la sociedad patriarcal en Yuyao, provincia de Zhejiang, podemos saber que hace siete mil años las personas ya llevaban una vida sedentaria en casas construidas con tierra y madera.

    En un principio, la elaboración artesanal del ser humano se limitó al cambio de la apariencia, pero con el fuego fue posible cambiar la naturaleza del barro para hacer artículos de alfarería, lo que suponía un avance significativo. Estos objetos no sólo enriquecieron la variedad de los utensilios cotidianos, sino que también incrementaron la estabilidad de la vida agrícola sedentaria. Después de entrar en la sociedad patriarcal paterna, la alfarería, que antes era un departamento comunitario de producción dominado por el clan, se convirtió en un sector especial controlado por las familias individuales. La técnica fue considerablemente perfeccionada y la variedad enriquecida con la aparición de la cerámica gris, negra y blanca hecha con arcilla china.

    La cultura artesanal de la antigua China tiene múltiples colores locales. Por ejemplo, la cerámica pintada de la cultura Yangshao del norte (7.000 - 5.000 años atrás) estaba bien desarrollada, las esculturas de la cultura Hemudu del sur (7.000 años atrás) eran sobresalientes y la cerámica de la cultura Longshan del este (5.000 - 4.000 atrás) sobresalía por su modelado. En tanto, la artesanía de la sociedad primitiva podía aprovechar ya plenamente las características de diferentes técnicas para lograr la unidad de la función práctica y ornamental.

    Top