• +86 773 2303067


Cuadros de Año Nuevo

    El cuadro del año nuevo es portador de la imagen cultural de la Fiesta de la Primavera de China, que es un patrimonio muy importante. En el país, al llegar el final del año, en varios lugares se sigue la costumbre de pegar cuadros de año nuevo para crear un ambiente festivo, rezar por la felicidad y la disminución de los desastres y las desgracias. Como un arte folclórico antiguo, los cuadros de año nuevo están muy relacionados con las actividades de las fiestas, encarnando concentradamente el panorama de la vida, pensamiento y sensación, así como el gusto y el juicio estético de los pueblos chinos, lo cual es muy bien acogido por todos.

    Según el modo de elaboración, los cuadros de año nuevo pueden dividirse en estampas, papel tallado y papel dibujado. La estampa se confecciona con dibujos en madera que luego son coloreados. El proceso tecnológico del cuadro de año nuevo en madera incluye principalmente un dibujo como borrador, diseño de perfil, corte de madera, preparación del clisé, prensado, incorporación de los colores artificiales y montaje del cuadro. En el caso del papel tallado se graban los diseños en papel con una cuchilla, lo que permite conseguir una imagen fina, lisa y viva. El papel dibujado se refiere también al cuadro de año nuevo de imprenta.

    Como las coplas primaverales, el cuadro de año nuevo se originó a partir del Dios de la Puerta. En el libro Du Duan, escrito por Cai Yi (132-192), de la dinastía de Han del Este, se asegura que la gente solía pegar a la puerta las imágenes de Shentu y Yulei, quienes supervisan especialmente los demonios. Según las leyenda, cuando Li Shimin (599 - 649) estaba enfermo, Taizong de la dinastía Tang, escuchaba a los monstruos rugir fuera de la puerta y no podía permanecer tranquilo. Al conocer la situación, los generales Qin Shubao y Yuchi Gong decidieron vestir sus armaduras y montaron una guardia en el palacio imperial, uno con espada y otro con látigo, y esa noche no sucedió nada. Después, Taizong dibujó la imagen de los dos generales para pegarla en la puerta del palacio y la llamó Dios de la Puerta. Desde entonces, la costumbre empezó a popularizarse ampliamente. Qin Shubao, con la cara blanca, los ojos de fénix y su espada, y Yuchi Gong, con la cara negra, los ojos redondos y su látigo, mantenían siempre su marcialidad, sin furia, acariciándose sus barbas con los dedos.

    La aparición de la técnica de impresión con bloque de madera en la dinastía Song ofreció las condiciones de elaboración técnica necesarias para el cuadro de año nuevo en madera y promovió el incesante desarrollo de esas obras. Al mismo tiempo, su contenido y función se enriquecieron y, además del talismán para expulsar a los monstruos, se incorporaron paulatinamente temas como la felicidad, longevidad y bendición, expresando siempre los buenos deseos para el año nuevo, además de embellecer el ambiente. Al mismo tiempo, en el cuadro de año nuevo aparecieron contenidos que abordaban la vida real del campesino, así como distintas leyendas y cuentos folclóricos. Por eso, el cuadro de año nuevo es considerado un elemento para enriquecer la vida cultural y propagar conocimientos. El cuadro del año nuevo más antiguo que se conoce en China es Cuatro bellazas sin par, de la dinastía Song del Sur, que refleja a Wang Zhaojun, Ban Ji, Lü Zhu y Zhao Feiyan.

    En las dinastías Ming y Qing, los pintores eran aficionados a la creación de cuadros de año nuevo y el desarrollo de este arte entró en una etapa de maduración. Los temas fueron diversificándose y aparecieron las obras que reflejaban júbilo, maldad, costumbres, paisajes, cuentos, teatros, paseos de damas de la corte en la primavera, flores, pájaros, insectos, peces, etc. Para finales de la dinastía Ming y comienzos de la dinastía Qing, el cuadro de año nuevo había adquirido ya un estilo de pintura literaria. Después de los períodos prósperos de Qianlong y Jiaqing, de la dinastía Qing, el cuadro de año nuevo empezó a formar gradualmente escuelas. Yangliuqing, de Tianjin, Yangjiabu, de Weifang, Shandong y Taohuawu, de Suzhou, Jiangsu, son los tres lugares más famosos de la producción de este arte en China.

    El cuadro de año nuevo de Yangliuqing se originó a finales de la dinastía Ming y estuvo de moda desde el período de Yongzheng (1723 - 1735) hasta comienzos del período de Guangxu (1875 - 1908), de la dinastía Qing. Este tipo de creación mostró siempre una amplia diversidad de temas, aunque los más representativos son los que reflejan la vida del pueblo, Labranza, Celebración de la Fiesta de las Linternas, Cruce nocturno del río de otoño, Vista de un viejo conocido, Próspero Año Nuevo y Feliz encuentro de la familia y la pescadora. Además, hay temas presentados como comentarios o noticias, como Señoritas estudiando, Boda civil y Robo a la casa de empeños, entre otros. Estos cuadros no sólo poseen gusto artístico, sino también valores preciosos para el estudio de la historia. El procedimiento laboral inicial del cuadro de año nuevo de Yangliuqing es casi igual al de otros cuadros, incluyendo la creación de un boceto, división del plato, escultura de plato, proceso de pintura, dibujo y encuadramiento. La elaboración posterior cuenta con características locales muy llamativas, las cuales prestan atención al dibujo a mano, mezclando magníficamente la técnica de manejo de la cuchilla de estampa con tono de pintura, lo que ha permitido una buena complementariedad de las dos artes.

    El cuadro de año nuevo grabado en madera de Yangjiabu apareció a finales de la dinastía Ming y su elaboración prosperó en la dinastía Qing, por lo que tiene una historia de más de 400 años. El período Qianlong (1736-1795) de la dinastía Qing es la etapa más próspera de este tipo de arte. En aquel entonces, corría el rumor de que en la aldea de Yangjiabu, había "centenares de tiendas de pintura, miles de variedades de pintura y más de 10 mil platos pintados". Además, se vendían anualmente más de 10 millones de pinturas y era tan famoso como Yangliuqing, de Tianjin, y el Taohuawu, de Suzhou, por su variedad, gran magnitud y amplio ámbito de ventas. El cuadro de año nuevo de Yangjiabu se distingue por ser episódico, decorativo e interesante, con vivos colores, lo cual no solo se adapta a la costumbre de disfrute y gusto estético de la mayoría de los campesinos y ciudadanos, sino que también resulta fácil de imprimir y elaborar con un plato de madera.

    El cuadro de año nuevo grabado en madera de Taohuawu es el principal de su tipo en la zona sur de China y debe su nombre al lugar donde surgió. Durante el período Hongzhi (1488 - 1505), de la dinastía Ming, el pintor Tang Yin (1470 - 1523) estableció en el norte de la ciudad de Suzhou la cabaña Taohua, que ganó fama por ello. El cuadro de año nuevo de Taohuawu, grabado en madera, se originó en la dinastía Song con la técnica de impresión con bloque de madera, derivada del bordado de retrato. Hasta finales de la dinastía Ming, la modalidad se desarrolló como una escuela artística folclórica y alcanzó su mayor florecimiento en los períodos de Yongzheng y Qianlong, de la dinastía Qing. El cuadro de año nuevo grabado en madera de Taohuawu se caracteriza por una composición simétrica y opulenta, con colores variados y temas diversos que incluyen cuentos, teatros, costumbres, comentarios y noticias, damas hermosas, niños, e incluso, el Dios de la Cocina y el Caballo Sagrado. Todos los lugares del sur de China a los que llegó el cuadro de año nuevo de Taohuawu comenzaron a introducir sucesivamente el estudio de la pintura.

    Top