• +86 773 2303067


Kaiping, Guangdong: Oriente se encuentra con Occidente en el Diaolou

Kaiping está situada en la parte occidental del delta del río La Perla en un área de llanos y colinas. Aquí se encuentra un exótico tesoro arquitectónico: el Dialou (la torre de vigilancia).

Desde la época de la dinastía Ming, los campesinos lugareños, preocupados por su ubicación tan apartada, se asociaban para construir elevadas torres de vigilancia en sus aldeas para de esta manera enfrentar los bandidos y las inundaciones. Al finalizar la Guerra del Opio en 1840 muchos aldeanos fueron forzados a abandonar sus tierras y buscar otros sitios donde vivir, cruzando el mar hacia América en grandes oleadas para contratarse como asalariados. A principios del siglo pasado, muchos chinos de la diáspora, aun cuando habían prosperado en el extranjero trabajando durante muchos años, seguían añorando la patria y comenzaron gradualmente a regresar a casa. Las condiciones en el país eran de mucha inseguridad, con maleantes y bandidos armados campeando por su respeto en diferentes regiones del país. La única manera que los aldeanos repatriados tenían de protegerse era transformando sus hogares en elevadas torres de vigilancia. Los chinos que retornaban habían vivido la mayor parte de sus vidas en el exterior, y habían sido expuestos al arte y la cultura extranjeros, por lo que las torres de vigilancia construidas por ellos mostraban una fuerte influencia de la arquitectura occidental tradicional. La conversión de Kaiping en un lugar de tanta prosperidad a inicios del siglo XX fue consecuencia del duro trabajo de aquellos chinos de la diáspora, los que también enriquecieron considerablemente el contenido cultural y la valía de Kaiping Diaolou.

Durante su época de mayor prosperidad, había más de 300 torres de vigilancia en el condado de Kaiping.

Extendiéndose por decenas de kilómetros desde Shuikou hasta Baihe y desde Tangkou hasta Xiangang y Chishui, la infinita sucesión de torres de vigilancia conforman una escena que constituye indudablemente la atracción más notoria de Kaiping. Las torres de vigilancia están diseminadas por todo Kaiping, y se las encuentra casi en cada aldea. La mayor concentración se encuentra en las aldeas de Zili, Sanmanli, Jinjiangli y Majianglong. Esas numerosas torres de vigilancia constituyen la mejor evidencia del desarrollo económico, político y cultural de Kaiping, una huella visible de su historia así como un símbolo de la mezcla entre las culturas china y occidental.

Estos residentes locales hubieron de combinar estilos arquitectónicos occidentales y chinos, resultando en el gran eclecticismo de las torres de vigilancias de Kaiping. Por doquier es posible encontrar pórticos de la antigua Grecia, columnas romanas, pináculos al estilo gótico de la Europa medieval, así como elementos arquitectónicos de castillos europeos.

La Torre Ruishi, conocida como la "Torre de vigilancia Número Uno en Kaiping" constituye un vívido ejemplo. Fue construida durante los años doce al catorce de la República de China (1923¬1925) por Xuang Bixiu, un banquero privado y magnate de suministros médicos de Hong Kong. La Torre Ruishi se encuentra al este de la Torre Jinjian alineadas con el eje principal de las residencias de la villa, y es un buen ejemplo de una torre de vigilancia residencial. El edificio en su conjunto tiene la impronta de un castillo medieval italiano. Pero mientras en sus costados se usan pórticos al estilo occidental con masilla decorada, entre las múltiples imágenes aparecen caracteres chinos auspiciosos tales como prosperidad, riqueza, felicidad y longevidad. Bajo la fachada exterior occidental aparece la deliciosa impronta de la cultura tradicional china y del estilo tradicional chino.

El Diaolou de Kaiping fue incluido en la lista del Patrimonio Mundial en la XXXI Sesión del Comité del Patrimonio Mundial, celebrada el 28 de junio de 2007.

Top